Niega Lujambio presiones a favor de productos chatarra

viernes, 13 de agosto de 2010

MÉXICO, D.F., 13 de agosto (apro).- El titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Alonso Lujambio, negó presiones por parte de la industria alimenticia en el diseño de la regulación para la venta de alimentos y bebidas en escuelas.

“Nosotros no recibimos presiones, hubo diálogo y en todo momento los actores fueron escuchados. Algunas veces atendimos sus reclamos y en otras consideramos que era importante sostener la posición de la secretaría”, dijo.

    La declaración de Lujambio se dio después de que el director de la organización “El Poder del Consumidor”, Alejandro Calvillo, responsabilizó a los secretarios de Salud, Educación y Economía, José Ángel Córdova, Alonso Lujambio y Bruno Ferrari, respectivamente, del revés a la propuesta para regular la venta de alimentos y bebidas en las escuelas.

Calvillo afirmó que del proyecto original sólo queda la prohibición de vender refrescos en las primarias, pues el resto, dijo, se modificó con el fin de apoyar los intereses de la industria alimenticia.

“Las bebidas ‘light’ nunca han estado en las escuelas, se introducen. Están favoreciendo a la industria para crear un mercado con riesgos para la salud, ahora con peligros añadidos al que representaban el sobrepeso y la obesidad”, dijo.

    Entrevistado en el salón Nishizawa de la SEP, el titular de la SEP afirmó que las autoridades han sostenido la política que siempre han buscado. C”on ajustes, sí. Con algunos matices, por supuesto, pero nunca olvidando el objetivo central que buscábamos”, dijo.

    “Es especialmente importante que se sepa que la regulación va a ser eficaz, que vamos a lograr el objetivo que buscamos, no tengan duda sobre ello. Vamos a una regulación que va, en definitiva, a atacar el problema de la obesidad y a generar especialmente una nueva cultura. Eso es lo que estamos buscando”, puntualizó.

    Lujambio destacó, asimismo, que el próximo lunes 16 se ofrecerá una conferencia de prensa en coordinación con la Secretaría de Salud para despejar todas las dudas que se tengan sobre la venta de alimentos y bebidas en las escuelas a partir del próximo ciclo escolar.

Al preguntarle si saldrá o no la comida chatarra de las escuelas, declaró: “Yo he insistido en que para mi no hay comida chatarra. Lo que existen son dietas muy mal balanceadas y para educar a los niños a reequilibrar su alimentación necesitamos que la escuela, y especialmente la tienda escolar, sea un instrumento educativo.

Y agregó: “Por supuesto que van a salir de las tiendas escolares algunos productos, por supuesto que eventualmente la industria podrá hacer ajustes para que sus productos que han salido puedan entrar si se adaptan estrictamente a los exigentes conceptos que están en la normatividad, de modo, pues, que vamos a lograr el objetivo”.


Comentarios