Nueve ejecutados en cuatro estados

viernes, 13 de agosto de 2010

MEXICO, D.F., 13 de agosto (apro).- En hechos presuntamente vinculados con el crimen organizado, nueve personas murieron en las últimas horas en los estados de Nuevo León, Aguascalientes, Sonora y Sinaloa. Entre las víctimas figuran dos mandos policíacos.
En Nuevo León, las autoridades policiacas reportaron el hallazgo de dos cuerpos encajuelados.
Las víctimas, aún sin identificar, fueron descubiertas esta tarde en la colonia Jardín Español, al sur de Monterrey.
Los cuerpos  de los dos hombres, de unos 30 años de edad, estaban en avanzado estado de descomposición en el interior de un auto Jetta, sin placas de circulación, en la calle La Rioja.
Los vecinos alertaron a las autoridades sobre los olores fétidos que procedían del interior del coche. En la cajuela fueron hallados los dos cuerpos, uno encima de otro.
Ayer fue encontrado un coche Altima, en la colonia Nueva Linda Vista, de Guadalupe, con una persona ejecutada en su interior.
    En tanto, en Aguascalientes, el comandante del grupo de homicidios de la Policía Ministerial del estado, Héctor Alvarez Sandoval fue ejecutado por pistoleros en el interior de su vehículo, que se encontraba estacionado frente a su domicilio, en la calle Herrera, en el fraccionamiento Morelos II, en el oriente de la capital.
Rodolfo Esparza, director de la corporación, informó que "El comandante Alvarez se encontraba asignado a una investigación en la agencia número siete del Ministerio Público, sobre muertes de policías a manos de gente de la delincuencia organizada".
La víctima, 54 años de edad, recibió al menos cinco impactos de bala calibre AK-47 en diversas partes del cuerpo cuando se encontraba en el asiento del copiloto de su automóvil, un Renault Megane, color gris, mismo que presentaba tres impactos de bala en el parabrisas y otros tres en la puerta de ese costado, que se encontraba abierta.
Según testigos presenciales, tres sujetos que viajaban en una camioneta Caravan, color verde, que fue robada ayer, dispararon en contra del policía. En el lugar se encontraron 23 casquillos percutidos, mientras que en el interior de la unidad, que fue abandonada calles aledañas, había otros siete casquillos.
    En Sonora, la Policía Estatal Investigadora informó que el excomandante de la Policía Municipal en Nogales, José Dolores Quintero Alcántar, fue emboscado y asesinado ayer cuando transitaba por calles de la ciudad.
    De acuerdo con el parte oficial, el exjefe policíaco circulaba por la colonia Bolívar en un vehículo Chrysler Town and Country, modelo 2001, cuando se le emparejó una camioneta Dodge Durango.
En plena marcha, los sicarios abrieron fuego contra Quintero Alcántar, quien resultó herido y fue trasladado en una ambulancia de la Cruz Roja al Hospital General, donde falleció debido a las lesiones que presentaba.
    La semana pasada, policías municipales de Nogales fueron agredidos por hombres armados en las calles de la ciudad. Hace meses, jefes policíacos del norte de Sonora venían siendo emboscados.
    En tanto, en el municipio de Salvador Alvarado, Sinaloa, tres personas fueron ejecutadas a balazos, y una más resultó herida en un atentado registrado cerca de la Facultad de Medicina, de la Universidad Autónoma de Sinaloa.
La Policía Ministerial informó que el ataque se produjo en las primeras horas de hoy en el Boulevard Enrique Sánchez Alonso. Las víctimas viajaban a bordo de una camioneta Ram, matrícula UA 21846, cuando fueron atacados por un grupo armado.
Dos de los ocupantes de la unidad, cuyas identidades se desconocen, perecieron en el lugar del atentado; en tanto que el tercer pasajero fue trasladado a un hospital, con lesiones graves.
En el poblado de la Escalera, en el municipio de Salvador Alvarado, fue localizado el cadáver de una persona del sexo masculino, atado de pies y manos, con impactos de bala
    Y en el estado de Durango, en las primeras horas de hoy, fue asesinado un agente de la dirección de Seguridad Pública municipal de Lerdo, que fue identificado como Jesús Delgadillo Hernández.
El agente policíaco, de 43 años de edad, fue ejecutado en la calle Monte Virgen del fraccionamiento Loma Real de la cabecera municipal.
Delgadillo Hernández se encontraba con dos amigos afuera de un domicilio, lugar hasta donde llegó un vehículo del que bajaron tres sujetos armados.
Los agresores preguntaron por él, por su nombre, para después  dispararle a mansalva.  
La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) precisó que en el lugar de los hechos se levantaron 14 cascos percutidos calibre 7.62.

Comentarios