"Un suicidio", legalizar las drogas en México: Ernesto Samper

sábado, 14 de agosto de 2010

ZACATECAS, Zac., 14 de agosto (apro).- La estrategia de represión y guerra contra los grupos del narcotráfico está fracasando y la legalización de las drogas en un solo país tampoco es la solución, porque representaría “un suicidio”, dijo aquí el expresidente colombiano Ernesto Samper.

“Proponer un país solo y aisladamente que legalizará las drogas frente al mundo es un acto de suicidio; será convertirlo en un país paria, un territorio para que vengan a cometer las fechorías que quieran cometer”, expresó textualmente el ex mandatario de Colombia.

Al participar en el Conversatorio “Seguridad y Desarrollo” organizado por el gobierno de Amalia García, Samper recordó que hace diez años dijo que México se estaba “colombianizando” y fue duramente criticado, pero hoy se ve cómo el país sufre el ataque violento de los cárteles y la mella que esto hace en las instituciones y el Estado de Derecho.

“Lo dije (la colombianización) en el sentido de la dialéctica del crimen organizado de conseguir poder con el uso del plomo, de la violencia…la lucha es problema de defensa de la institucionalidad y el Estado de Derecho”, señaló.

Afirmó que en Colombia se dieron cuenta muy tarde de estos efectos, después de que los cárteles comenzaron a asesinar a policías, periodistas y jueces. Fue hasta después de ello cuando surgió un pacto nacional para aplicar una política de estado en la lucha contra las drogas, aseveró.

“Es lo que en este momento debería hacerse en México, a mi juicio, para que esto no se convierta en la lucha aislada de un presidente o de un gobierno, durante un determinado tiempo, sino que sea el resultado de un propósito nacional”, propuso, luego de advertir que politizar este tema tan sensible sería muy irresponsable.

En principio, Samper explicó que las organizaciones delictivas están aprovechando la apertura de la globalización para mejorar sus condiciones de competencia en lo que llamó “las patologías globales”, particularmente el narcotráfico y el armamentismo.

“Esos 400 mil millones de dólares que representan el comercio de drogas ilícitas, mucho más que el petróleo, está produciendo un impacto fundamental en el mundo; las consecuencias se está viviendo a nivel local y regional”, añadió.

Si así continúa el crecimiento de estas “patologías globales”, los márgenes de ganancia de negocios ilícitos como el narcotráfico se elevan de tal manera “que la gente que las trafica puede hacer lo que quiera”.

Ernesto Samper advirtió que es probable que se encuentre una alternativa a la estrategia de represión contra el narcotráfico “en 15 ó 20 años” como la legalización de las drogas, pero ésta tendrá que ser aplicada también de manera global o surtirá efectos negativos.

Recordó que sólo una estrategia integral, que incluya el combate al lavado de dinero, al problema del consumo y a la distribución local “de los países de la oferta y de la demanda” obtendrá resultados positivos.

“Esto no es un problema de los países que estamos del lado de la oferta; ese reclamo cada día tendrá menos peso porque los productores se están volviendo consumidores, y los consumidores se están volviendo productores, como Estados Unidos que hoy produce el 70 por ciento de la marihuana en el mundo”, refirió.