El alcalde de Santiago fue ejecutado de tres balazos: Procuraduría de NL

miércoles, 18 de agosto de 2010

MONTERREY, N.L., 18 de agosto (apro).- El alcalde del municipio de Santiago, Edelmiro Cavazos Leal, fue asesinado de tres balazos, informó esta tarde el procurador de Justicia del estado, Alejandro Garza y Garza.
           Precisó que el edil panista recibió dos disparos en la cabeza y otro en el tórax. Dijo que sus victimarios le dispararon entre las 00:00 horas y las 2 de la mañana de ayer.
          Garza dijo que esos sujetos forman parte de la delincuencia organizada, aunque no precisó de qué grupo.
          El cuerpo del munícipe fue encontrado a las 8:10 de la mañana de hoy en el kilómetro 6 de la carretera a la Cola de Caballo, de ese municipio, contiguo al sur de Monterrey.
          En el lugar no fueron encontrados casquillos de bala.
          El procurador se reservó precisar si Cavazos Leal presentaba huellas de tortura, al señalar que ese dato forma parte de las indagatorias.

Lo habían amenazado: Fernández Garza

El alcalde del municipio de San Pedro, Mauricio Fernández Garza reveló esta tarde que Edelmiro Cavazos le comentó que había sido amenazado por la delincuencia organizada.
          Señaló que su compañero de partido y vecino de municipio, le dijo que después de los comicios de julio de 2009, algunas personas se le aproximaron para advertirle que los dejara “trabajar” en Santiago, conocido en Nuevo León por su atractivo turístico como “pueblo mágico”.
           Fernández Garza dijo que Cavazos se veía nervioso cuando acudió a su oficina particular a pedirle consejo sobre cómo proceder ante una amenaza.
           Le dijo a su homólogo que acudiera al Ejército para solicitar ayuda.
          “Después de ganar la elección, me dijo que gente del crimen organizado le fue a leer la cartilla y él estaba sumamente preocupado. Lo único que le podía decir, porque era muy entrón, es que al final pagó con su vida. Yo estaba enterado que estaba amenazado y que tenía mucha complejidad con su policía (municipal) y con negocios que eran extorsionados, con secuestros, que eran cosa de todos los días”, señaló.