Excandidato respalda expulsión de Reynoso Femat del PAN

miércoles, 18 de agosto de 2010

AGUASCALIENTES, Ags., 18 de agosto (apro).- El excandidato de Acción Nacional a la gubernatura en la pasada elección, Martín Orozco, sostuvo este día que existen pruebas suficientes para proceder a la expulsión del gobernador Luis Armando Reynoso Femat de las filas panistas.
    En conferencia de Prensa, Orozco Sandoval dijo que el proceso de expulsión del gobernador se fue “por la vía rápida” en el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN, pues está plenamente probado el respaldo que otorgó a la campaña para otro partido; en este caso, la del candidato ganador, el priista Carlos Lozano de la Torre.
    “Eso nos consta a todos; a César Nava, a todo el CEN, y le consta a toda la sociedad, por lo cual se va a la vía rápida del procedimiento interno del partido… esto es una causa de expulsión directa”, expresó.
    El CEN del PAN acordó el martes por la noche iniciar los procesos de expulsión del exdirigente nacional Manuel Espino y del gobernador de Aguascalientes, e incluso citó a este último para que comparezca ante el organismo el 30 de agosto.
    El excandidato Martín Orozco denunció que, en un embate más que atribuye al mandatario y a su alianza para favorecer a Lozano de la Torre, ahora tiene en su contra cuatro órdenes de aprehensión dictadas por el mismo juez, Alfredo Quiroz García, por acusaciones de tráfico de influencias y corrupción, a pesar de que cuenta con la protección de la justicia federal.
    “El juez de distrito a todas las órdenes les da bola, no sé si se la vaya a llevar así durante todo el año, quedando en ridículo, demostrando ignorancia y una total consigna”, acusó.
    Por su parte, abogados del también exalcalde de la capital iniciaron ya un proceso para solicitar la destitución de Quiroz García.
    Luego anunció que no contenderá por la presidencia del Comité Estatal del partido, Orozco Sandoval afirmó que los siguientes liderazgos locales deberán atender un proceso de depuración que involucra no sólo al gobernador, sino a otros panistas que también apoyaron a otros partidos en el pasado proceso electoral.
    Aclaró que “no es sacar al luisarmandismo –al llamar así a una corriente presuntamente impulsada por Reynoso Femat dentro del partido--; es a quien no quiera, a quien no participa y que participó con otros. El que se comportó bien, bienvenido”.