PRD denuncia ante el IFE a Sandoval Íñiguez, Arquidiócesis y su vocero

jueves, 19 de agosto de 2010

MEXICO, D.F., 19 de agosto (apro).- El Partido de la Revolución Democrática (PRD) presentó una denuncia ante el Instituto Federal Electoral (IFE) contra el arzobispo de Guadalajara, Juan Sandoval Íñiguez, la Arquidiócesis de México y el vocero de ésta, Hugo Valdemar, por enderezar una campaña mediática contra esa organización política.
En la denuncia, el PRD solicita al IFE iniciar una investigación contra esos jerarcas de la Iglesia católica por sus declaraciones contra el PRD, y pide que, una vez abierto el expediente y recabadas las pruebas, se dicten las medidas cautelares necesarias para frenar las acusaciones contra el partido.
También pide al IFE emitir la resolución al respecto, donde se solicite a la Secretaría de Gobernación “ordenar el cese de manera definitiva de los actos denunciados”.
 En la denuncia –presentada a nombre del presidente del PRD, Jesús Ortega--, se acusa a Sandoval Íñiguez y a la Arquidiócesis de violar los artículos 130 y 41 de la Constitución y el 353 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe), al llamar a no votar por los candidatos del PRD.
Según la querella, desde diciembre de 2009 ambos personajes han hecho declaraciones contra el PRD.
Dice que, el pasado 31 de diciembre, en un comunicado, la Arquidiócesis Primada de México afirmó que "esa actitud de odio a la fe cristiana que caracteriza al PRD es responsable de la división del pueblo de México".
Añade que el pasado 11 de febrero, en un nuevo comunicado, la Arquidiócesis Primada de México acusó al PRD de “acallar y amordazar la voz de la Iglesia y de los ministros de culto en general” por proponer reformas al artículo 40 constitucional.
El pasado 15 de agosto, señala, el vocero de la Arquidiócesis de México, Hugo Valdemar, calificó al PRD como un "partido fascista", por haber apoyado el reconocimiento legal de los matrimonios entre personas del mismo sexo.
“Dios nos libre de un partido fascista como el PRD", dijo entonces Valdemar, frase que figura en la denuncia.
Además, se incluyen las declaraciones de Valdemar contra el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, a quien acusó de que “él y su gobierno han creado leyes destructivas de la familia, que hacen un daño peor que el narcotráfico”.
En la denuncia figura también lo dicho por el cardenal Sandoval Iñiguez el pasado 17 de agosto, cuando acusó a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de recibir dádivas por parte de Ebrard para pronunciarse en favor de los matrimonios gay.

“Gobernación debe hacer valer la ley”: CDHDF

Luis González Placencia, presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), afirmó que es necesario que la Secretaría de Gobernación se pronuncie para que sean respetadas las leyes por parte de los ministros de culto, quienes en todo momento deben apegarse a la ley.
Dijo que los representantes de la Iglesia católica tienen todo el derecho de emitir sus opiniones, pero "es inconcebible que se involucre a los más altos jueces de la Suprema Corte de Justicia de la Nación".
Ayer, el jefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard interpuso una demanda ante el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF) contra el arzobispo de Guadalajara, Juan Sandoval Íñiguez, y el vocero de la Arquidiócesis Primada de México, Hugo Valdemar, tras haberlo acusado de sobornar a los ministros de la Corte para que avalaran la adopción por parte de los matrimonios homosexuales.
Al respecto, González Placencia afirmó: "No se trata de defender a una persona, sino continuar con el propósito de la Comisión de Derechos Humanos. Estas declaraciones, si es que tienen algún sustento, deben ser demostradas. Nos preocupa que una autoridad de la talla del cardenal esté haciendo este tipo de juicios".
 Y dijo que la postura de la Iglesia católica “es algo que ya se veía venir” desde que fueron aprobados los matrimonios de parejas del mismo sexo en el Distrito Federal, y señaló: “Esta postura no ayuda en nada a generar un debate en el que se fomente el respeto por las diferencias y las decisiones de la Suprema Corte".

Comentarios