Exgobernador de Guerrero coquetea con el PRD

lunes, 23 de agosto de 2010

ACAPULCO, Gro., 23 de agosto (apro).- La ruptura entre el senador Ángel Heladio Aguirre y su partido, el PRI, prácticamente se confirmó este lunes, cuando la dirigente nacional priista, Beatriz Paredes, y el coordinador de los senadores de ese partido, Manlio Fabio Beltrones, anunciaron que Manuel Añorve es el único precandidato a la gubernatura de Guerrero, registrado por el PRI.
Aguirre, exgobernador interino de Guerrero y aspirante a la candidatura para el 2011, fue el único de los senadores del PRI que no llegó a la reunión plenaria de los legisladores de su partido que inició en un hotel de la zona diamante de Acapulco.
Tras sostener una reunión con los dirigentes nacionales del PRD, PT y Convergencia, Aguirre ha aceptado la posibilidad de encabezar una coalición opositora con el nombre de “Guerrero Nos Une”, que se enfrentaría a a la que encabeza su primo, Manuel Añorve.
Hasta el momento, se ignora si el Partido Acción Nacional o el Panal se sumarían a esta alianza. Sin embargo, las especulaciones crecieron cuando la dirigente magisterial Elba Esther Gordillo encabezó una ceremonia escolar este lunes, en compañía del primer mandatario Felipe Calderón.
Paredes calificó como “muy triste” la posibilidad de que “los verdaderos perredistas” sean desplazados en la candidatura al gobierno estatal por Ángel Heladio Aguirre.
“Este es un estado en donde ha habido un perredismo histórico, un perredismo muy vinculado a causas de carácter social que generó militantes, incluso, que han sido sacrificados en otros momentos”, afirmó la dirigente nacional del PRI.
“Me sorprende mucho hacia el interior del PRD, pero será una cosa que definan hacia el interior de sus partidos”, remató Paredes.
Por su parte, Beltrones subrayó que “hasta el momento” sólo se ha registrado como precandidato del PRI a Añorve. En caso de surgir otro precandidato, sería Maricela Ruiz Massieu, hermana del fallecido dirigente nacional prisita José Francisco Ruiz Massieu.
Beltrones y Paredes confiaron en que el PRI recuperará la gubernatura de Guerrero, después de seis años de gobierno de Zeferino Torreblanca, un empresario hotelero que llegó a la gubernatura apoyado por el PRD y que, al parecer, ve también con buenos ojos la candidatura de Añorve, según han confiado fuentes locales.

rm
--FIN DE TEXTO--

EOF

Comentarios