Tortura a migrantes data de 2006; al año, 20 mil casos

jueves, 26 de agosto de 2010

México, D.F., 26 de agosto (apro).- El gobierno federal sabía por lo menos desde 2006 de cómo organizaciones criminales extorsionaban a migrantes centroamericanos.

Pedro Pantoja, director de la Casa del Migrante en Saltillo, recriminó al gobierno federal: “Que no me vengan a contar que les duele mucho, no es cierto eso (…) Hace un año fuimos a Washington y denunciamos esto, este es nuestro coraje y nuestra tristeza.

“No queremos una disculpa ni una palabra de consolación, sino una reacción de Estado, ¿hasta cuándo se va a frenar toda esta tragedia humanitaria?”.

Esa fue la reacción del defensor de derechos humanos ante las condolencias del presidente Felipe Calderón por el homicidio de 72 migrantes centroamericanos en Tamaulipas a manos de “Los Zetas”. A juicio del mandatario, esta barbarie se cometió como consecuencia del combate de su administración al crimen organizado. Los sicarios, dijo, se han visto obligados a cometer estos actos como una forma de obtener recursos.

Mauricio Farah, exvisitador de la CNDH, también desmintió al gobierno. Entrevistado por Carmen Aristegui en MVS Noticias refutó:

“Desde el 2006 se conocían de los abusos”.

Farah calcula que hasta 20 mil centroamericanos son secuestrados en México anualmente.

Acusó a las autoridades de estar corrompidas con los criminales, pues es imposible pensar que miles de migrantes pasen por todo el país sin que nadie se percate:

“Estamos hablando de la complicidad de varias autoridades a lo largo del recorrido, no puede pasar desapercibido por las autoridades, lo que pasa es que están coludidas”.