Liberan a indígena considerado "preso de conciencia"

viernes, 27 de agosto de 2010

MÉXICO, D.F., 27 de agosto (apro).- El campesino indígena, Raúl Hernández Abundio, fue liberado este viernes por la tarde después de permanecer preso más de dos años en el penal de Ayutla de los Libres, región de la Costa Chica, acusado de asesinar a un informante del Ejército Mexicano.
Integrante de la Organización del Pueblo Indígena Me´phaa (OPIM), declarado “preso de conciencia” por Amnistía Internacional (AI), fue excarcelado cerca de las tres de la tarde mediante un acuerdo del juez mixto de Primera Instancia, Alfredo Sánchez Sánchez, quién absolvió Raúl Hernández.
El 17 de abril de 2008 fueron detenidos y encarcelados los indígenas Manuel Cruz, Orlando Manzanarez, Natalio Ortega, Romualdo Santiago y Raúl Hernández, acusados del homicidio del campesino Alejandro Feliciano García, presunto informante de militares, ocurrido en el poblado de El Camalote, ubicado en la zona serrana del municipio de Ayutla de los Libres, que se ha caracterizado por la presencia de grupos guerrilleros y el cultivo de enervantes.
Excepto Raúl Hernández, el resto de sus compañeros fueron librados por falta de pruebas el año pasado, mientras que el 11 de noviembre de 2008, Amnistía Internacional calificó al indígena como "preso de conciencia" y desde esa fecha diversas organizaciones sociales y dirigentes políticos demandaron al sistema de administración de justicia estatal y al gobernador, Zeferino Torreblanca la excarcelación del inculpado, que se consumó este 27 de agosto.
Al conocer la noticia, AI manifestó su beneplácito por la liberación de Hernández, y demandó al gobierno indemnizar al indígena por su encarcelación “injusta”.
AI declaró a Hernández 2preso de conciencia” debido a que el Estado fabricó pruebas para inculparlo en represalia por su labor social realiza a través de la OPIM, que promueve los derechos indígenas y expone abusos cometidos por los caciques locales, los militares y las autoridades.
“El injusto y prolongado encarcelamiento de Raúl Hernández es emblemático de la persecución sistemática de que ha sido víctima la Organización del Pueblo Indígena Me´Phaa, en Guerrero, y de las constantes agresiones contra quienes defienden los derechos humanos en México", consideró Alberto Herrera, director ejecutivo de Amnistía Internacional México.

jpa
--FIN DE NOTA—

E