Ofrece México visa humanitaria a sobreviviente de masacre en Tamaulipas

viernes, 27 de agosto de 2010

MÉXICO, D.F., 27 de agosto (apro).- El joven ecuatoriano que sobrevivió a la masacre de 72 inmigrantes en un rancho del municipio San Fernando, Tamaulipas, podrá permanecer en México si así lo decide, informó el Instituto Nacional de Migración (INM).
De acuerdo con la comisionada nacional del INM, Cecilia Romero, el gobierno de Felipe Calderón ofreció al joven de 18 años una visa humanitaria con vigencia de un año, lo que permitiría al ecuatoriano trasladar a su familia a México y residir de manera legal en el país.
Vencido ese plazo, agregó, tendría la posibilidad de quedarse en el país con otro tipo de visado.
"Nosotros ya le hemos ofrecido a este inmigrante ecuatoriano la visa humanitaria para que su situación sea regular en el país", dijo Romero, luego de lo cual explicó que ese documento se otorga a todo inmigrante que haya sido víctima de un delito grave.
Asimismo, señaló que el único testigo de la masacre presuntamente perpetrada por integrantes de Los Zetas “tendrá que decidir si quiere permanecer en México para seguir apoyando las investigaciones y el esclarecimiento del tema".
En una conferencia telefónica con medios extranjeros, la funcionaria expresó que si el ecuatoriano decide volver a su país, México lo repatriaría "con todas las precauciones y la protección que él merece, pero ahora mismo él ya tiene un estatus regular en nuestro país".
El joven inmigrante, quien el pasado martes 24 logró escapar del rancho San Fernando, donde fueron ejecutadas las 72 personas que viajaban con él, entre ellas 14 mujeres, tuvo que ser trasladado de un hospital civil a uno de la Marina, bajo custodia federal, luego de que la prensa difundió su nombre y fotografía, así como datos sobre su familia.
En Ecuador, en tanto, la Secretaría Nacional del Migrante informó que los familiares recibieron amenazas por parte del “pollero” que facilitó el viaje del joven a México, a cambio de 11 mil dólares.
Ayer, el presidente Felipe Calderón cuestionó la difusión de la identidad del ecuatoriano y la publicación de su fotografía en la cama del hospital.
"Yo di la orden de que se cuidara la identidad del testigo, que no se reprodujeran imágenes del testigo y mucho menos su nombre; habrá que investigar lo que ocurre", dijo Calderón.

cvb
--fin de texto--