Acapulco, el coto de poder de La Barbie

lunes, 30 de agosto de 2010

CHILPANCINGO, Gro., 30 de agosto (apro).- Luego de la muerte del capo Arturo Beltrán Leyva El jefe de jefes, el 16 de diciembre de 2009 durante un enfrentamiento con infantes de Marina en Cuernavaca, Morelos, comenzó el reacomodo de esta estructura criminal.
La cruenta disputa por la hegemonía de la organización entre Édgar Valdés Villarreal, La Barbie, y Héctor Beltrán Leyva, El H, ha dejado una estela de muertes y desaparecidos en Guerrero y Morelos.
La Barbie regresó a Acapulco por su coto de poder, perdido en 2008, cuando pleitos al interior del cártel lo llevaron al destierro.
El 20 de diciembre pasado, Gamaliel Aguirre Tavira, El Güero Huetamo, lugarteniente de La Barbie, convocó en Acapulco a vendedores de droga y a varios pistoleros para informarles que desde ese momento la plaza estaba a cargo de Édgar Valdez, y les dio instrucciones para impedir la entrada de El H (Proceso 1732).
Este episodio marcó el comienzo de una serie de ejecuciones en el corredor Cuernavaca-Acapulco, el principal bastión de Los Beltrán Leyva en el sur del país.
La saña ejercida por los brazos armados de ambos capos mantienen un ambiente de psicosis entre la ciudadanía y de ingobernabilidad ante los señalamientos de que autoridades locales, policías de los tres niveles, así como soldados y marinos, colaboran para los dos bandos.
Mientras la estructura de La Barbie se afincó en Acapulco, El H tomó el control de Cuernavaca a través de su brazo armado denominado Cártel del Pacífico Sur (CPS), que dirige el jefe de pistoleros Sergio Villarreal Barragán, El Grande.
La inestabilidad provocada por esta violencia ha repercutido negativamente en los principales destinos turísticos ante la muerte de inocentes durante balaceras protagonizadas en pleno día, aparte de la exhibición de cadáveres colgando de puentes y decenas de cuerpos que pretendieron ser desaparecidos en fosas clandestinas.
A partir del hallazgo de una narcofosa en una bocamina de municipio de Taxco, Guerrero, donde fueron extraídos 55 cuerpos a finales de mayo, el gobierno federal emprendió una serie de golpes contra la estructura de La Barbie en Guerrero, Morelos y el Estado de México.
En abril pasado, durante un enfrentamiento entre pistoleros y militares en la zona de Huixquilucan, Estado de México, fue detenido José Gerardo Álvarez, El Indio, y señalado por las autoridades como el encargado del corredor  Acapulco-Cuernavaca.
Posteriormente, en junio, fue detenido en Morelos, Eduardo Solano Vera, El Gato, jefe de pistoleros en Cuernavaca y encargado del trasiego de drogas en Guerrero y Morelos y, un mes después, infantes de Marina detuvieron a Gamaliel Aguirre El Güero Huetamo, considerado como el jefe de la plaza de Acapulco.
Ahora, con la detención de La Barbie, confirmada ya por autoridades federales, se advierte que la estructura de El H se adjudicará la hegemonía del cartel de Los Beltrán Leyva en Guerrero y Morelos.

Comentarios