Desacuerdo entre Sedena y la PGJEV sobre cifra de muertos en Veracruz

lunes, 30 de agosto de 2010

JALAPA, Ver., 30 de agosto (apro).- La Procuraduría General de Justicia del estado confirmó hoy que las balaceras registradas la noche del domingo y el mediodía de este lunes entre elementos del Ejército Mexicano y supuestos integrantes de la delincuencia organizada, el municipio de Pánuco, dejaron un saldo de ocho personas muertas, entre ellas un militar.
    Sin embargo, para los lugareños que vivieron más de doce horas de pánico, “fueron muchos más los que fallecieron durante el enfrentamiento”, mientras que para el gobernador del estado, Fidel Herrera Beltrán, como para la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) fueron siete las víctimas mortales.
    Según el procurador de Justicia en Veracruz, Salvador Mikel Herrera, quien está mañana se trasladó a ese municipio, limítrofe con el estado de Tamaulipas, en el enfrentamiento que inició la noche del domingo perdieron la vida seis sicarios, un soldado y un civil; asimismo, se detuvo a seis presuntos delincuentes y cinco personas más resultaron lesionadas.
    Mikel Rivera, reportó que elementos del Ejército Mexicano, que desde hace tres meses realizan patrullajes en Pánuco para “contener” la intromisión de criminales procedentes de Tamaulipas, fueron agredidos por sicarios, alrededor de las 21.30 horas del domingo, que se negaron a pasar revisión en uno de los retenes instalados en ese municipio.
    Luego de una persecución realizada por calles de esa ciudad, señaló, los presuntos delincuentes se pertrecharon en una vivienda ubicada en la colonia Altos de Viñas, donde fueron sitiados por los efectivos del Ejército, de la Policía Federal y de la Agencia Veracruzana de Investigaciones (AVI), donde fueron “recibidos a balazos”.
    En diversas entrevistas a lo largo de este lunes, Mikel Rivera confirmó también que el enfrentamiento concluyó alrededor del medio día de hoy con la detención de seis agresores y el reporte de ocho personas muertas, entre ellos, un militar y un civil.
    No obstante las cifras aportadas por otros funcionarios estatales como el secretario de Gobierno, Reynaldo Escobar Pérez, varían, ya que éste informó que se tenía el reporte de un sicario muerto, siete agresores detenidos y siete personas lesionadas, entre ellas cuatro militares.
    El titular de la PGJ, aseguró alrededor de las 15:00 horas que la confrontación entre elementos del Ejército con un grupo de alrededor de 15 personas que portaban armas de alto poder y granadas, fue controlada por la milicia; y las actividades en dicho municipio volvieron a su normalidad poco a poco.
    Mikel Rivera insistió que el primer enfrentamiento ocurrió alrededor de las 21:30 horas del domingo, y aseguró que los presuntos delincuentes provenían del vecino estado de Tamaulipas.
    Los presuntos sicarios, quienes se refugiaron en una casa de seguridad, dijo, reactivaron el ataque alrededor de las 11:00 horas de hoy lunes, el cual concluyó cerca de las 12.30, luego que fueron sometidos por las fuerzas federales. Poco después de las 15:00 horas, ya tenían bajo control la situación registrada en Pánuco.
    Durante los hechos, cientos de pobladores quedaron en medio de la balacera y ante ello tuvieron que refugiarse en centros comerciales, tiendas y antros, refirió el diputado Sergio Vaca Betancourt, presidente de la Comisión de Justicia del Congreso local.
    De acuerdo con el legislador, basado en denuncias de vecinos, el número de muertos es mayor, “ya que la gente que se escondió en donde pudo para no resultar herida, por la madrugada observó muchos cadáveres tirados en las calles, algunos hablan de 20 y otros de muchos más”.
    Dijo que según sus informantes, durante el enfrentamiento los supuestos delincuentes lanzaron granadas de fragmentación contra las fuerzas federales y les dispararon con armas de alto poder.
    El estallido de las granadas dañó el servicio de energía eléctrica dejando a oscuras al municipio.
    Por su parte, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), reportó que en el enfrentamiento duró 15 horas y dejó un saldo de siete muertos: seis delincuentes y un militar.
    Además, afirmó también que en la refriega resultaron seis personas heridas, cinco militares y un civil, así como cinco detenidos, a los que se les aseguraron varios fusiles de alto poder tipo AK 47, una ametralladora, pistolas de diversos calibres y tres vehículos, uno de ellos blindado.
    “El anterior aseguramiento fue gracias a la participación de la ciudadanía, por lo que se invita a la población a seguir denunciando, su llamada o mensaje será confidencial”, señala la Sedena al afirmar que, con relación al personal militar, “lamentablemente en este evento un elemento  perdió la vida y cinco más resultaron heridos”.
    La misma cifra de siete muertos fue aportada por el gobernador Fidel Herrera, quien aseguró que en esta acción se logró la detención de seis personas, dos de las cuales se encuentran heridas, mientras que cuatro civiles resultaron con lesiones leves y están internados en el Hospital Civil de Pánuco.
En entrevista radiofónica, aseguró que ya está restablecida la energía eléctrica, la cual resultó dañada luego de que presuntos delincuentes dispararán a un transformador de electricidad dejando a una parte de la ciudad sin luz.