Exigen a gobernador de NL medidas para dar con desaparecidos

lunes, 30 de agosto de 2010

MONTERREY, N.L., 30 de agosto (apro).- Familiares de desaparecidos efectuaron esta mañana, con el apoyo de activistas de los derechos humanos, un plantón frente al Palacio de Gobierno para exigirle al gobernador Rodrigo Medina que efectúe las investigaciones necesarias para encontrar a los ausentes.
En este lunes, Día Internacional de los Desaparecidos, los  manifestantes –apenas dos decenas—, además de su protesta, formaron, con crespones y veladoras, el número 72 para recordar a los fallecidos en la masacre de migrantes en San Fernando, Tamaulipas, el pasado 24 de agosto.
Entre los presentes se encontraba María Inés Bernal Hernández, quien tiene dos hijos y una sobrina desaparecidos desde diciembre del 2008 y que son, al parecer víctimas de un secuestro de directivos del Centro de Adaptación e Integración Familiar (Caifac), cuyos directivos, encabezados por la directora Patricia Murguía, están prófugos.
Adriana Guadalupe y Julio César Castañeda Bernal, hijos de María Inés, así como su sobrina Diana Lizeth Bernal siguen desaparecidos. Este lunes Adriana cumplió 15 años de edad.
“Ya estoy desesperada y no sé qué hacer, es muy angustioso. Es más de un año y no hay respuesta, no hay nada, parece que se olvidaron de ellos”, lamentó la señora Bernal Hernández, para quien “es evidente el desinterés” de las autoridades por buscar a sus niños y a su sobrina.
La manifestación fue efectuada de 7 a 8 de la mañana. Los familiares y activistas gritaron consignas como “Esos niños, dónde están”, “Rodrigo Medina, si no puedes, renuncia”. Las mantas decían “Que no se apague la luz”  y “Vivos de los llevaron, vivos los queremos”. Había otra con las fotos de unos 20 desaparecidos y otra más con los rostros de los pequeños secuestrados en Caifac.
En el lugar estuvieron presentes representantes de organismos como el Comité Eureka, Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (CADHAC) y Alternativas Pacíficas.
Por Eureka, Rosario Piedra Ibarra dijo que su agrupación reúne a familiares de 41 desaparecidos, incluidos 30 petroleros que han sido secuestrados recientemente en Cadereyta. Ella es hija de la senadora Rosario Ibarra y hermana de Jesús Piedra Ibarra, desaparecido en Monterrey el 18 de abril de 1975, dentro del episodio conocido como la “guerra sucia” del gobierno de México contra presuntos guerrilleros urbanos.
Rosario señaló que los familiares nunca se acostumbran a la ausencia: “Nunca nos acostumbramos. La detención o desaparición es algo tan terrible, es una tortura perenne, puesto que nosotros siempre estamos con la duda de dónde está esa persona desaparecida. Pero también es un acicate para seguir luchando, algo que te mantiene viva, que te dice que no puedes rendirte”, dijo.
Consuelo Morales, presidenta de CADHAC, mencionó que ella ayuda a los familiares de 30 desaparecidos, sin embargo, admitió que no existe una cifra precisa sobre el número de desapariciones en el país, menos en el estado de Nuevo León.
Señaló que, ante la inacción de las autoridades, los ciudadanos deben organizarse para presionar y que las instancias investigadoras busquen a quienes no están.
“Mientras no les exijamos a las autoridades, seguirán haciendo lo que les dan la gana y esto ya es un total descontrol. De unos meses para acá se ve una diferencia enorme en Monterrey porque este problema de la seguridad ha ido creciendo y nadie les pone el alto a los delincuentes”, dijo.
Morales Elizondo lamentó que pese a las denuncias presentadas, no hay ni un solo detenido.
Según la Procuraduría de Nuevo León, de enero a Julio del 2010 se han registrado 197 delitos contra la libertad, de los cuáles 10 han sido por su modalidad de secuestro. No se especifica la cifra de los casos resueltos.

Comentarios