Policía Federal da de baja a 3 mil 200 uniformados

lunes, 30 de agosto de 2010

MÉXICO, D.F., 30 de agosto (apro).- La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) dio de baja a 3 mil 200 agentes de la Policía Federal, en virtud de que incumplieron con el reglamento en una primera etapa.
En conferencia de prensa, el comisionado general de la Policía Federal, Facundo Rosas, y el director de la unidad de Asuntos Internos, Marco Tulio López Escamilla, informaron que la medida forma parte de la estrategia de revisión y depuración de la Policía Federal para dar cumplimento a la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, la Ley de la Policía Federal y su reglamento.
Asimismo, señalaron que a partir de la publicación de la Ley de la Policía Federal, la segunda etapa incluye el inicio del procedimiento disciplinario contra otros mil 20 elementos, “por incumplimiento de los requisitos de permanencia, específicamente por no haber acreditado los exámenes de control de confianza”.
Adicionalmente, agregaron, se ha establecido un proceso sistemático de depuración por violación a distintos deberes legales, que hasta el momento comprende un total de 465 elementos consignados ante el Consejo Federal de Desarrollo Policial para ser dados de baja.
Según los funcionarios, las medidas forman parte de la estrategia de revisión y depuración para dar cumplimiento al reglamento de la Ley de la Policía Federal, publicado el 18 de mayo de 2010 en el Diario Oficial de la Federación, a través de la construcción del Nuevo Modelo Policial que comprende el servicio profesional de carrera, los esquemas de profesionalización, el control de confianza y el régimen disciplinario.
Respecto del régimen disciplinario, el marco normativo establece la creación de un catálogo de deberes obligatorios para los integrantes; contar con un procedimiento confiable y eficaz que respete las formalidades esenciales, y la creación del Consejo Federal de desarrollo policial como órgano colegiado superior responsable de sustanciar los procedimientos y aplicar las sanciones correspondientes.
También, el establecimiento de un órgano investigador interno con autonomía de gestión e independencia de actuación, así como la prohibición del reingreso, que consiste en que cualquier policía que deje de cumplir los requisitos de permanencia legales o incurra en responsabilidad en el ejercicio de sus funciones, será destituido y no podrá reincorporarse a alguna institución de la policial federal, estatal o municipal.
Por la tarde, el Sistema de Observación por la Seguridad Ciudadana (México SOS) se congratuló por la decisión de la SSP de dar de baja a 3 mil 200 policías federales que incumplieron con el reglamento, y demandó a las autoridades cuerpos policiacos confiables que protejan a la ciudadanía de la delincuencia.
En un comunicado, México SOS, que encabeza el empresario Alejandro Martí, apuntó que desde la sociedad civil organizada se percibe como una tarea impostergable acabar con los niveles de impunidad y de connivencia entre delincuentes y agentes de la autoridad, para lo cual es necesaria la depuración total de los cuerpos policiacos federales y estatales.
"Para que esta acción sea eficaz, es impostergable que las autoridades conformen un registro de los elementos que serán dados de baja, a fin de que se les pueda dar seguimiento y no se produzca el fenómeno indeseable de que se sumen a las filas de la delincuencia común y organizada", apuntó.
Asimismo, añadió, debe darse toda la colaboración posible con los gobiernos de los estados, para que aquellos servidores públicos separados de su cargo, por no pasar los controles de confianza, no se incorporen a las filas de las policías estatales o municipales, "desde las cuales puedan incurrir en conductas contrarias al bienestar de los ciudadanos”.