Tamaulipas en riesgo por el narco, acepta el gobernador

lunes, 30 de agosto de 2010

CIUDAD VICTORIA, Tamps., 30 de agosto (apro).- El gobernador Eugenio Hernández Flores reprobó el asesinato del alcalde del municipio de Hidalgo, Marco Antonio Leal García, y reconoció que el “patrimonio, la tranquilidad y el desarrollo acumulado durante años” por los tamaulipecos está en riesgo ante los embates que ha emprendido el crimen organizado en esta entidad.
Al leer un comunicado, tras el cual no permitió ninguna pregunta, Hernández Flores consideró que el esfuerzo que realiza el gobierno federal para combatir la inseguridad que aqueja a Tamaulipas “no ha sido suficiente”.
El asesinato del edil, ocurrido el domingo 29 por la mañana, se suma a una serie de hechos violentos consecutivos que se han registrado en distintos municipios de Tamaulipas, entre ellos, el hallazgo de 72 cuerpos migrantes indocuemntados de Centro y Sudamérica que fueron ejecutados en el municipio de San Fernando.
Además, la detonación, el viernes pasado, de dos coches-bomba en las instalaciones de Televisa y en la Delegación de Tránsito de esta capital, y otros tres en Reynosa, al día siguiente, que causaron 23 heridos. También, el sábado en la noche fueron atacadas las instalaciones de la Policía Metropolitana en Tampico.
En tanto que el domingo, sujetos desconocidos lanzaron una granada de fragmentación contra la base de la Marina en Matamoros, donde fue atendido el ecuatoriano, único sobreviviente, que puso al descubierto la matanza de 72 indocumentados en San Fernando.
A esto se suma la presunta ejecución del Ministerio Público del fuero común que investigaba la masacre, Roberto Suárez, así como la desaparición de otros tres elementos más, que no han sido confirmados por la Procuraduría de Justicia del estado, entre otros hechos violentos que son denunciados por la ciudadanía a través de internet.
“El artero crimen contra Marco Antonio Leal García se enmarca en toda una escalada de violencia que ha perpetrado la delincuencia organizada en contra de las instituciones públicas, instituciones privadas y contra la sociedad”, admitió Hernández Flores.
“Con el propósito de superar este momento difícil y delicado que vivimos, he sostenido acuerdos con la Secretaría de Gobernación, con la Procuraduría General de la República y con la Secretaría de Seguridad Pública Federal”, refirió el gobernador.
“Reconocemos y agradecemos el respaldo y la voluntad política del presidente de la República; asimismo valoramos todo el apoyo de las fuerzas armadas y de la Policía Federal, sin embargo, el esfuerzo no ha sido suficiente”.
Hernández Flores  dijo que es necesario “afinar y perfeccionar” la estrategia contra la delincuencia “porque el crimen organizado representa, la más seria amenaza contra nuestras libertades y derechos”.
Además, hizo un exhorto a la población a “extremar las medidas precautorias, y actuar con pertinencia y oportunidad en caso de estar presentes durante eventos violentos”.
“Quiero subrayar que el patrimonio, la tranquilidad y el desarrollo acumulado por años y que tanto ha costado a los tamaulipecos, está en riesgo y tenemos que defenderlo; hay que defenderlo de quienes atentan contra las instituciones y lastiman el estado de derecho”, destacó.
    Más tarde, el subprocurador de Justicia del estado, Hernán de la Garza Tamez, aseguró que en las investigaciones sobre el asesinato del alcalde Leal García se llegará hasta las últimas consecuencias para dar con los responsables.
Sobre la ejecución del edil, De la Garza Tamez precisó que en el  lugar de los hechos fueron localizados 18 casquillos calibre 7.62 x 39, y de escopeta calibre 12; apuntó que aparentemente el ataque fue perpetuado desde el costado y desde frente del vehículo, por lo que se estableció que fueron dos los atacantes.
Mencionó que Leal García murió en el lugar de los hechos, mientras que su hija de 10 años recibió dos disparos en una pierna. En torno a estos hechos se abrió la averiguación previa 78/2010.

Comentarios