Una escultura para "Rockdrigo"

lunes, 30 de agosto de 2010

MÉXICO, D.F., 25 de agosto (apro).- Para conmemorar los 25 años del fallecimiento del cantautor Rockdrigo González, acontecido durante los sismos del 19 de septiembre de 1985, un grupo de fans encargó al artista plástico jalisciense Alfredo López Casanova (Guadalajara, 1968) una escultura del músico, líder del “movimiento rupestre” y compositor de Estación del Metro Balderas.

Al mostrar los bocetos del plan de la obra a Rockdrigo, en su estudio del Centro Histórico capitalino, López Casanova detalla el proyecto:

“La idea surgió desde hace un año, a través de un grupo de chavos y otros no tanto, quienes en las afueras del Centro Cultural José Martí, en la Alameda Central de la Ciudad de México, hacen desde septiembre de 1996 un homenaje a Rockdrigo González. Su principal promotor es Miguel Ángel Franco y tiene un conjunto de rock llamado ‘La tía de las muchachas’.

“Yo llegué al DF en 2006 para realizar una maestría en la Academia de San Carlos y me los topé. Platicamos acerca de la escultura para Rockdrigo formalmente, pues ellos llevaban tres años con la idea y como que no les pegaba mucho, por ahí sólo les caían unas cuantas llavecitas, entonces armamos un comité promotor para una campaña de acopio de llaves.”

--¿Qué ha significado para usted el proyecto?

--Una aventura, porque es mucha chamba de gestión y de promoción, aunque hasta ahora no hemos tenido muchos resultados.

“Yo no voy a cobrar mi mano de obra, pero el costo de fundición y de materiales anda sobre los 150 mil pesos. Quien nos está apoyando es Inti Muñoz, del Fideicomiso del Centro Histórico, quien ha prometido entrarle con el 50 % de esa cifra, es decir, 75 mil pesos para impulsar la campaña y a partir de allí buscar más apoyo.”

El otro eje de actividades, dice, será “armar toquines y conciertos donde tratemos de conseguir recursos”.

Y asegura: “Se nos rajó el Teatro de la Ciudad, con el que ya habíamos acordado una fecha, pero se echó pa’trás debido a sus agendas con todo esto del Bicentenario de la Independencia.

“Toda la recopilación de llaves para la escultura que hemos emprendido no ha logrado gran cosa, por ejemplo, del Faro Milpa Alta me dijeron que la campaña de acopio no consiguió llenar ni una cajita de zapatos. En total, yo no creo que lleguemos ni a los cincuenta kilos de bronce.”

--¿Y cuánto se necesita para la escultura?

--En realidad, la idea de abrir una nueva campaña es bastante simbólica, pues ocupamos alrededor de 300 kilos de bronce especial para fundición, que son unos 25 mil pesos, que si lo traducimos así, pues no es mucho.

“La idea es arrancar con esta campaña a toda la banda y a la vez realizar una campaña paralela de 80 pesos para ir costeando la fundición.”

Sin embargo, todas las campañas emprendidas por el Centro Cultural José Martí y el escultor Alfredo López Casanova han sido un fracaso, reconoce.

“Lo que pensamos entonces que puede ir pegando poco a poco es el armar eventos. En septiembre hemos organizado varias tocadas: el 17 en la estación del Metro Balderas; el 18, en el José Martí; el 19, cerca de donde falleció Rockdrigo (Zona Rosa).

“También esperamos el apoyo de diferentes delegaciones políticas para obtener posibles donaciones importantes. Y, por otro lado, las tocadas donde podamos cobrar. Eso es en términos generales nuestro proyecto para conmemorar a Rockdrigo González.”

Sobre el sitio para colocar la estatua, lo ideal es a la entrada del Metro Balderas, precisamente, finaliza Alfredo López Casanova.