Entra Slim al rescate de "mall" guadalupano

martes, 31 de agosto de 2010

MÉXICO, DF, 31 de agosto (apro).- El presidente del Grupo Carso, Carlos Slim, anunció este martes la inversión de unos 700 millones de pesos en la construcción de criptas y mercados en la Plaza Mariana, que se levanta en la zona de la Basílica de Guadalupe.
Ubicado en el perímetro de la delegación Gustavo A. Madero, el complejo comprende la creación de un teatro, un centro comercial, tres torres de departamentos, un museo y áreas verdes.
El empresario, al que la revista Forbes considera el más rico del mundo, también refirió que para el desarrollo del complejo Plaza Mariana se requerirán inversiones de 60% en una primera etapa.
    El reportero Rodrigo Vera, en un texto publicado en la edición 1749 de la revista Proceso del 9 de mayo pasado, destacó que el “ambicioso proyecto religioso-comercial, que prácticamente estaba paralizado y corría el riesgo de naufragar por presiones y diferencias políticas, ha cobrado nueva vida” gracias a la intervención de Slim Helú.
    Sin embargo, en el reportaje también se advierte que “esas no son buenas noticias para los comerciantes establecidos, que fueron desalojados por la fuerza de las inmediaciones del atrio de la Basílica de Guadalupe, ahí donde quieren alzar la Plaza Mariana, y que no están incluidos en el nuevo proyecto”.
Hoy Slim confirmó que se trata de “una plaza y la vamos a donar, la vamos a construir a cuenta de la fundación”. Esta por cierto la conforman un grupo de empresarios y la preside el cardenal Norberto Rivera Carrera.
En un recorrido por Plaza Carso, el empresario adelantó que 60% de lo que se obtenga de las criptas se destinará a un fideicomiso para apoyar a los peregrinos. “El dinero se quedará ahí para apoyo de los peregrinos y mejorar el entorno de la Basílica”.
El proyecto, que había sido pospuesto dos veces, prevé la construcción de cuatro edificios que formarán una cruz, la cual resplandecerá de noche. También lo hará un vitral con la imagen de la Virgen de Guadalupe que será instalado en el techo del columbario, diseñado para albergar unas 120 mil criptas.
De acuerdo con el proyecto, los otros tres edificios contendrán un mercado, un centro de evangelización y el Museo de las Américas, donde se podrá conocer a los principales santos y vírgenes que se veneran en los países latinoamericanos.