Jornada de violencia deja 11 ejecutados en Sinaloa y Chihuahua

martes, 31 de agosto de 2010

JMEXICO, DF, 31 de agosto (apro).- En hechos presuntamente vinculados al crimen organizado, al menos once personas perdieron la vida, entre ellas un agente de Tránsito, en los estados de Chihuahua y Sinaloa.
    En Chihuahua, las autoridades policiales reportaron el hallazgo de una persona ejecutada a balazos, a quien le dejaron sobre su espalda una leyenda que decía, “soy roba-carros”.
El cuerpo fue localizado a las 5:00 horas de este martes a las orillas del periférico Francisco R. Almada.
En el sitio, los agentes policiacos encontraron decenas de casquillos de arma de grueso calibre.
    Posteriormente, un hombre fue asesinado a balazos por un grupo armado en la vía pública.
Los hechos se registraron en la calle Acolhuas y Tepehuanes de la colonia Aztecas.
La víctima, de entre 20 y 25 años, quedó sin vida en la banqueta y fue identificado por vecinos del sector solamente como “Juan”.
En otro hecho de violencia en la misma entidad, seis personas fueron atacadas en un domicilio de la colonia Mariano Escobedo, cuatro de las cuales murieron y dos fueron trasladadas graves a diferentes hospitales de la frontera, informó la Policía Municipal.
La agresión se registró en las calles Altamirano y Doctor Arroyo; el reporte preliminar indicó que las víctimas son los hermanos Julio, Leticia, Martín y Ramiro Corral.
Testigos manifestaron que los gatilleros tripulaban un auto compacto tipo Neón, color negro, sin que hasta este momento se haya localizado.
Peritos de la Procuraduría de Chihuahua encontraron 50 casquillos del arma conocida como "cuerno de chivo" en la escena del crimen, y hasta el momento se desconoce el móvil del ataque.
    En Sinaloa, las autoridades policiales reportaron el hallazgo de dos hombres tirados y con diversos impactos de bala en la avenida Rafael Buelna, frente al fraccionamiento Lomas de Mazatlán.
Socorristas de la Cruz Roja confirmaron que las dos personas, hasta ayer por la tarde no identificadas, ya estaban sin vida.
    Los hechos se registraron coincidentemente en las inmediaciones en donde el domingo en la madrugada atacaron un vehículo en el que mataron a dos hombres y a una mujer, y dejaron heridos a otros dos.
    En el reciente ataque, los hoy occisos presuntamente se bajaron del auto Dodge para platicar con unas personas que estaban en una camioneta negra, pero al lugar llegaron varios hombres a bordo de un automóvil, quienes les dispararon con fusiles AK-47 privándolos de la vida.
    Un hombre que se encontraba circunstancialmente en el lugar esperando un vehículo resultó herido de un balazo en una pierna, por ello fue trasladado en un taxi hacia un hospital cercano.
Otro ataque se registró cerca de las 10:30, cuando se reportó que en la orilla de la carretera El Habal-Cerritos, por un camino de terracería que conduce al rancho La Culebra, se encontraba una persona asesinada a balazos.
Más tarde, reportaron nuevamente a las autoridades que a orillas de dicha carretera se encontraba otra persona asesinada, por lo que reanudaron la búsqueda y en un camino de terracería que conduce hacia el panteón y la secundaria de El Habal, observaron un cadáver.
    Los dos cadáveres presentaban impactos de bala en la cabeza y se presume que fueron ejecutados en ese sitio, ubicado a unos 800 metros al poniente de la Carretera Internacional 15 México-Nogales. Hasta el momento los hombres no habían sido identificados.
Por otra parte, un agente de Tránsito levantado el domingo en la tarde en Navolato fue encontrado asesinado a balazos y con huellas de tortura, en la sindicatura de Costa Rica.
Con este crimen suman ya 69 los elementos de las corporaciones policiacas que son asesinados en Sinaloa en este año, de acuerdo con archivos periodísticos e informes de la Procuraduría General de Justicia del Estado.
Información de las corporaciones policiales indica que la víctima se llamaba Cristo Trinidad Osuna Ochoa, de 34 años. El policía vial fue privado de su libertad el domingo cuando regresaba a su casa, después de asistir al funeral del agente de Tránsito Juan José Villalobos Bautista, levantado el sábado por un grupo armado en la base de la corporación y asesinado minutos después.
Osuna Ochoa fue levantado por varios individuos armados en una de las calles del poblado La Cofradía de Navolato, cuando circulaba en una camioneta Jeep Cherokee, color rojo.
Por último, cerca de las 7:20 del lunes pasado, jornaleros agrícolas localizaron el cuerpo de un ejecutado a un costado de un canal de riego, en el campo La Flor, perteneciente a la sindicatura de Costa Rica.     
El cuerpo estaba tirado boca arriba y en el pecho tenía marcada, al parecer con una navaja, la letra “M”, y presentaba impactos de bala y golpes en diferentes partes del cuerpo.

Comentarios