Revela "La Barbie" cumbre de capos en Morelos

martes, 31 de agosto de 2010

MÉXICO, D.F., 31 de marzo (apro).- La Policía Federal (PF) puso hoy a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR) a Edgar Valdez Villarreal, La Barbie, detenido ayer junto con seis de sus cómplices en un operativo realizado en el municipio de Lerma, Estado de México.

Una vez que el Ministerio Público Federal desahogue las diligencias de rigor con Valdez Villarreal, la PGR decidirá si el narcotraficante –que mensualmente comercializaba una tonelada de cocaína en el Distrito Federal y los estados de México, Morelos, Nuevo León, Tamaulipas y Quintana Roo– es extraditado a Estados Unidos, donde también tiene cuentas pendientes con la justicia.

En conferencia de prensa, el comisionado general de la PF, Facundo Rosas, y el jefe de la División Antidrogas, Ramón Pequeño, revelaron que La Barbie confesó haberse reunido en Cuernavaca, Morelos, con Joaquín El Chapo Guzmán Loera; Ismael El Mayo Zambada; Juan José Esparragoza, El Azul; Ignacio Coronel Villarreal; Arturo Beltrán Leyva; Gerardo Álvarez Vázquez, El Indio; Heriberto Lazca, El Lazca, y Miguel Treviño Morales, El 40.

Dijo, asimismo, que en esa reunión hubo un intento de acuerdo entre las principales cabezas del narcotráfico en el país para evitar que ocurrieran más homicidios y frenar la violencia.

Sin embargo, añadió que luego de la muerte de Arturo Beltrán Leyva se desencadenó una serie de enfrentamientos y homicidios con el cártel del Pacífico Sur, que es el nombre adoptado por la organización de los Beltrán Leyva al tomar el mando Héctor Beltrán y Sergio Villarreal Villagrán, El Grande.

Durante la conferencia, Ramón Pequeño comentó también que La Barbie se había distanciado de Arturo Beltrán Leyva, El Jefe de Jefes, antes de que éste fuera abatido por efectivos de la Marina en diciembre pasado, en Cuernavaca, Morelos.

Además, señaló que en sus declaraciones Valdez Villarreal manifestó que El Jefe de jefes o El Barbas le ordenó asesinar a altos mandos de la corporación, en respuesta a las acciones instrumentadas por el gobierno federal contra la banda delictiva.

El jefe de la División Antidrogas de la PF aportó otros detalles sobre el rompimiento. Comentó que el día del operativo en el fraccionamiento “Altitude”, El Jefe de Jefes pidió ayuda a La Barbie para que fuera a su rescate, pero este último le respondió que era mejor que se entregara a las autoridades.

También acusó a Sergio Villarreal Barragán, El Grande, de ser el responsable de la ola de homicidios que se desencadenaron principalmente en el estado Morelos tras la muerte de El Jefe de jefes, así como de la muerte de agentes de policía.

Junto con Edgar Valdez fueron detenidos: Maricela Reyes Lozada, de 40 años de edad; Juan Antonio López Reyes, de 26; Maritzel López Reyes, de 18; Mauricio López Reyes, de 25, y Arturo Iván Arroyo, de 26 años, todos originarios del Distrito Federal. El último detenido, Jorge Valentín Landa Coronado, de 28 años, es de Laredo, Texas.

En la conferencia, el jefe de la División Antidrogas de la Policía Federal informó que ese grupo se encargaba del apoyo logístico para la estancia de Valdez Villarreal en el Distrito Federal.

De acuerdo con Pequeño, dicho grupo criminal portaba al momento de su captura un fusil M16 con dos cargadores abastecidos, otro HK-MP5 calibre 9 milímetros con dos cargadores y un lanzagranadas calibre 40 abastecido, además de nueve paquetes con cocaína, equipo de cómputo y comunicación, así como tres automóviles.

Los funcionarios federales afirmaron que la organización que creó recientemente Valdez, cuya plaza principal es Guerrero, tiene también presencia en los estados de Morelos, de México, Nuevo León, Tamaulipas, Quintana Roo y el Distrito Federal.

Y más: Facundo Rosas constató que la balacera que se registró ayer en Periférico, y en la que murió Aarón Arturo Ginez, fue parte del operativo para detener a Valdez Villarreal.

Además, en entrevista con Carmen Aristegui para MVS Noticias, admitió que de tiempo atrás La Barbie ya operaba de manera individual.

El comisionado general de la PF habló, asimismo, de la posible extradición del detenido, aunque dejó en claro su opinión para que primero se cumplimenten en México las sentencias que correspondan, luego de lo cual agregó que en el país existen las medidas para poder mantener al capo en cárceles federales.

Al ser cuestionado en cuanto a la administración de tiempos por la cercanía entre el Informe de Gobierno del presidente Felipe Calderón y la detención de Villarreal, Facundo Rosas aseguró que es imposible poder manejar los tiempos y fechas para manipularlos a favor.

Comentarios