Ascienden a 13 las ejecuciones este miércoles

miércoles, 4 de agosto de 2010

MEXICO, D.F., 4 de agosto (apro).- En el marco de la violencia que vive el país, Nayarit vivió una nueva jornada crítica, con un saldo de cinco muertos, tras enfrentamientos en Tuxpan y un atentado en Tepic a un dirigente del PRI.

Además, sujetos dispararon ráfagas de AR-15 a unos metros de la casa del gobernador de esa entidad, Ney González.

En tanto, en el estado de Durango las autoridades locales reportaron el hallazgo de una persona decapitada.

La situación en el estado de Nayarit, obligó al mandatario estatal a difundir en las primeras horas de hoy en Facebook las imágenes de una fiesta familiar, luego de que a las 11 de la noche de ayer se detonaron ráfagas de fusil AR-15 en la esquina de avenida México y calle Tenochtitlán, a media cuadra de la casa de González.

La balacera provocó una inusitada movilización encabezada por los directores de la Policía Estatal Preventiva y de la Agencia Estatal de Investigaciones, hasta que el gobernador salió del domicilio a dialogar con los mandos policíacos y a saludar a los reporteros.

“Venían en persecución desde otras colonias y al llegar a este punto termina la persecución y toman caminos diferentes posiblemente por observar agentes de seguridad en esa esquina… No hay heridos, ni autos abandonados en esta zona”, informó González.

 En tanto, horas antes, al llegar a su casa del fraccionamiento Valle de Matatipac, el priísta Raúl Villa Villegas, líder de la CNC en el estado, fue atacado por un comando armado con fusiles AK-47 y AR-15.

Villa logró salvar su vida. Sin embargo, su asistente Raúl Delgado de la Paz, de 26 años de edad, murió acribillado.

Villa Villegas declaró a los medios que seguramente lo confundieron: “No sé por qué sucedió esto; no tenía ninguna amenaza ni sospecha de que alguien quisiera matarme”, dijo.

Por la mañana, un enfrentamiento entre bandas rivales en Tuxpan provocó escenas de pánico en esa población agrícola y pesquera ubicada a 70 kilómetros de Tepic, con saldo de un muerto y una mujer herida por el fuego cruzado.

Según los primeros reportes, efectivos de la 13 Zona Militar fueron en persecución de una parte de los delincuentes, dándoles alcance en el poblado de Pimientillo. Tres presuntos narcotraficantes fueron abatidos por los soldados y otros 10 fueron detenidos.

El Ejército logró, además, asegurarles una casa, 13 armas largas, 9 granadas de fragmentación y 5 vehículos.

En el estado de Durango una persona fue acribilla a balazos para más tarde ser decapita, y una más abandonada a la orilla de la carretera Durango-Mazatlán.

Las autoridades estatales precisaron que la persona decapitada fue identificada como Miguel López Martínez, de 61 años, quien fue localizado en el kilómetro ocho de la carretera Los Herrera-Topia, en el municipio de Santiago Papasquiaro.

Rubén López Gallegos, vocero de la Procuraduría General de Justicia de Durango, precisó que el decapitado fue encontrado en un área donde fueron levantados 70 cascos percutidos calibre 7.62, por lo que, según los médicos forenses, primero fue acribillado y, ya muerto, decapitado.

López Martínez tenía denuncia por desaparición desde el pasado 30 de julio.

En tanto, en la carretera Durango-Mazatlán, a la altura del kilómetro 125 y a 500 metros de la cinta asfáltica, fueron localizados los restos de una persona, cuya identidad y causas de la muerte aún se desconocen.

Comentarios