Capturan en Colima a célula del cártel de la Familia Michoacana

miércoles, 4 de agosto de 2010

COLIMA, Col., 4 de agosto (apro).- En un operativo de corporaciones estatales y federales, fueron detenidos cinco presuntos integrantes del cártel La Familia Michoacana, a quienes se les atribuye la ejecución del director operativo de la Policía Municipal de Manzanillo, José Ángel Ceballos Macías, y algunos levantones perpetrados en esa ciudad.

Entre los aprehendidos se encuentran José Melesio Cornelio Munguía, conocido como Mele y/o Pedrito, y José Guadalupe Esparza Lechuga, El Chompe, así como tres menores de edad, dos del sexo femenino y uno del masculino, quienes serán puestos a disposición del juez penal y del juez especializado en menores.

En la detención, en la que participaron elementos del Ejército, Armada de México, Policía Estatal Preventiva, Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) y Dirección de Seguridad Pública de Manzanillo, también fueron aseguradas, en dos casas de seguridad ubicadas de este último municipio, ocho armas cortas de diversos calibres, más de cien cartuchos útiles, un rifle AR-15, tres granadas de fragmentación, material para elaborar mantas, equipo de radiocomunicación, así como un automóvil y dos motocicletas.

La PGJE informó que, una vez que concluya la integración de la averiguación previa, dará vista al Ministerio Público de la Federación en relación con los delitos federales previstos en la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

Conforme a las primeras declaraciones ministeriales de los detenidos, de las que la PGJE dio a conocer una parte de su contenido, José Melesio Cornelio Munguía, el jefe de la célula de La Familia, fue contratado en Apatzingán, Michoacán, en mayo pasado, con un sueldo de 10 mil pesos mensuales más gastos, quien se trasladó a la ciudad de Colima en esos días y se instaló en una casa ubicada en la zona norte de esta capital.

Su trabajo consistía en recorrer las principales calles y avenidas de Colima para informarle a su jefe, a quien conoce como El Güero, las zonas por donde realizaban recorridos y operativos las diversas corporaciones de seguridad, para lo que utilizaba vehículos comprados en Colima, con placas locales.

Posteriormente recibió instrucciones de trasladarse a Manzanillo, donde hacía recorridos de la misma naturaleza para informar a otro grupo armado los momentos oportunos para realizar levantones con el menor riesgo de ser sorprendidos por la policía.

Además de participar en la vigilancia de las calles aledañas al lugar donde fue asesinado el director operativo de la Dirección de Seguridad Pública de Manzanillo, Cornelio Munguía confesó haber apoyado las acciones para levantar a Rafael Martínez Contreras y Gerardo Alberto Ochoa Negrete, quienes hasta la fecha continúan desaparecidos.

Según el detenido, son varias las células de La Familia Michoacana que están operando en el estado, cada una con una función definida.

Comentarios