Reanuda la ultraderecha embestida contra bodas gay

miércoles, 4 de agosto de 2010

MÉXICO, D.F., 4 de agosto (apro).- Grupos ultraconsevadores reanudaron hoy su ofensiva contra los matrimonios de personas del mismo sexo y su derecho a adoptar hijos.

Medio centenar de agrupaciones religiosas y civiles de ultraderecha, como Provida, se pronunciaron hoy en contra del “concepto de matrimonio homosexual”, y solicitaron a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que declare inconstitucional la reforma aprobada hace un año por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF).

La solicitud es promovida por organizaciones religiosas Bajo la Sombra del Omnipotente, Centro Cristiano Vida y Poder, Casa de Pan Monte Moriak, Iglesia la Viña Compañerismo Cristiano, Más que Vencedores de México, Mujeres unidad en Ministerio, Oasis de Vida, Templo Alfa y Omega y Jesús es el Camino; así como las asociaciones civiles Vida y Familia, la Unión Nacional de Padres de Familia, Provida y Voz Pública.

Más tarde, en conferencia de prensa, el doctor en derecho, Jorge Adame Coddard, miembro del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, ofreció una conferencia de prensa en la que estuvo acompañado por representantes de las asociaciones que rechazan los “matrimonios gays”.

Goddard explicó que las agrupaciones demandantes reclaman la inconstitucionalidad de la reforma porque se contrapone a los artículos 1, 4, 30 y 121 constitucionales, con lo cual, agregó, se afectan, al menos, 85 leyes federales que se refieren al matrimonio y la familia.

Las organizaciones demandantes, explicó el especialista, pretender “invalidar” todos los matrimonios que se han registrado en el Distrito Federal y evitar con ello que sean reconocidos en todo el país.

Miembro del Sistema Nacional de Investigadores (del Conacyt) y licenciado por la Escuela Libre de Derecho, Goddard dijo que las reformas atentan contra del principio de igualdad consagrado en el artículo 1 constitucional; además, se contraponen  al artículo 4 de la Constitución, entre otros.

 

Comentarios