Semana de sangre en Sinaloa; van 20 ejecuciones

jueves, 5 de agosto de 2010

MÉXICO, DF, 5 de agosto (apro).- Con la muerte de dos personas este mediodía en un restaurante de mariscos, se elevó a 20 el número de ejecutados sólo en el puerto de Mazatlán, Sinaloa, en lo que va de la semana.

Según informes policiales, sujetos fuertemente armados con “cuernos de chivo” llegaron a la marisquería El Tope para disparar a mansalva contra dos jóvenes.

         Las víctimas fueron identificadas como Jesús Pineda Lizárraga, de 20 años, y Jorge Luis Canizales.

         Apenas ayer, el puerto de Mazatlán había vivido una jornada violenta en la que balaceras simultáneas dejaron un saldo de tres personas muertas y dos heridas en distintos hechos, mientras que en la sindicatura de Pericos, Mocorito, un agente de tránsito que había sido levantado fue encontrado ejecutado.

En el primer hecho, dos jóvenes que no han sido identificados fueron ultimados a balazos por un grupo de pistoleros cuando se encontraban en el estacionamiento de una plaza comercial. Los cuerpos quedaron en el interior de una camioneta Crossfox, color amarillo.

En la escena del crimen, personal de la Procuraduría de Sinaloa levantó decenas de casquillos percutidos para rifle AK-47. También, se tomó como evidencia un rifle AR-15, chapeado en oro, el cual se encontraban en el interior del vehículo de los occisos.

Simultáneamente, se reportó una balacera sobre la avenida Leonismo Internacional; cuando llegaron al lugar los elementos policiacos, se encontraron una camioneta tipo Jeep, color blanco, la cual se encontraba atravesada sobre el camellón y presentaban varios impactos de bala en la carrocería.

A unos metros fueron localizados dos jóvenes heridos de bala, ya que habían descendido del vehículo para ponerse a salvo, pero fueron perseguidos por los pistoleros, quienes les dispararon en repetidas ocasiones.

Los lesionados fueron identificados como Irving Ramos, de 20 años, y Edgar Arenas Vázquez, de 27, quienes fueron trasladados a un nosocomio local.

En tanto, en la colonia Independencia sobre la calle Infiernillo, un atentado a balazos dejó como saldo una persona muerta y otra más herida.

El occiso fue identificado como Adrián López Osuna, de 21 años, y su padre Abraham López Barrera, quien resultó herido.

Las autoridades precisaron que un grupo de gatilleros se introdujo en su domicilio y les disparó cuando se encontraban con su familia.

Mientras tanto, en la sindicatura de Pericos, en el municipio de Mocorito, fue localizado en el interior de un vehículo el cuerpo de un oficial de Tránsito, adscrito al municipio de Navolato, quien fue secuestrado el pasado martes por un grupo armado.

El agente fue identificado como Jesús Ángel López Félix, de 48 años. Su cuerpo, con visibles huellas de tortura y un impacto de bala en la cabeza, fue encontrado en el asiento trasero de un automóvil tipo Sentra.

Sobre la espalda le fue colocado un mensaje, el cual lo acusaba de trabajar para un grupo criminal del municipio sinaloense de Navolato.

En Michoacán, la Subprocuraduría Regional de Justicia reportó la muerte de un joven campesino de la comunidad de El Duin, perteneciente al municipio de Aquila, que fue ejecutado a tiros con rifles AK-47.

El cuerpo fue localizado por su propio padre en uno de sus sembradíos.

La víctima, que desde el sábado había salido de su hogar para dirigirse a la población de La Ticla, fue identificada como José Martínez Ramos, de 30 años; su cuerpo presentaba varios impactos de bala.

Y en Ciudad Juárez, Chihuahua, al menos dos personas murieron en un enfrentamiento entre grupos rivales de sicarios que usaron balas antiblindaje y una granada de fragmentación.

La Secretaría de Seguridad Pública de Chihuahua precisó que la balacera se produjo la tarde de hoy entre sicarios rivales que se trasladaban en dos camionetas por un barrio del norte de la ciudad.

Una de las víctimas quedó dentro de una camioneta tipo pick up que se incendió por la explosión de la granada, y el otro en la calle, indicó el reporte oficial.

En el lugar, la policía encontró casquillos de calibre .308, capaz de perforar el blindaje, así como fragmentos de la granada.

Comentarios