Omite Calderón en su informe masacre de indocumentados

miércoles, 1 de septiembre de 2010

MEXICO, DF, 1 de septiembre (apro).- Contrario a la inclusión de la captura del capo Edgar Valdez Villarreal, La Barbie, en el IV Informe de Gobierno que envió hoy al Congreso, Felipe Calderón omitió la masacre de 72 migrantes indocumentados en Tamaulipas y describió las acciones del Instituto Nacional de Migración (INM) a sólo un párrafo.
            En efecto, el desempeño del INM que encabeza la panista Cecilia Romero Castillo, quien hoy aseguró que no ha sido despedida pero cuyo cese se presume inminente, sólo mereció siete líneas en la página 70 del Informe que Calderón envió al Congreso a través del secretario de Gobernación, Francisco Blake.
            “Entre el 1o. de septiembre de 2009 y el 30 de junio de 2010, el Instituto Nacional de Migración (INM) a través de los 16 Grupos de Protección de Migrantes (Grupos Beta), brindó orientación a 200,090 migrantes nacionales y extranjeros, localizó a 162 migrantes, proporcionó asistencia social a 187,332 y asistencia jurídica a 264, lo que representó un porcentaje mayor en asistencia jurídica de 48.3%, y en migrantes localizados de 52.8% en comparación con igual periodo anterior.”
            Salvo este párrafo, incluido en el subcapítulo de “Seguridad fronteriza” enmarcada en el capítulo de seguridad nacional, no existe más detalles de la labor del INM y menos aún se incluye el asesinato de 72 indocumentados en Tamaulipas.
            Pese a que el “objetivo” de la “seguridad fronteriza” es “salvaguardar la seguridad en las fronteras, así como la integridad y el respeto a los derechos humanos tanto de los habitantes de estas zonas, como de los migrantes”, ese apartado omite al INM, aunque se trata de labores que son de su incumbencia.
            Destaca, solamente, las labores que realizan las secretarías de la Defensa Nacional, Marina y Seguridad Pública, así como la Procuraduría General de la República (PGR).
            El INM ha estado bajo escrutinio luego de la matanza de los 72 indocumentados, que han conmocionado al mundo, y hoy trascendió que su titular ya fue removida del cargo, aunque ella, amiga cercana de Calderón, lo negó.
            Apenas ayer, en el discurso en el que anunció cinco medidas para proteger a los migrantes, Blake reconoció que ante un problema tan complejo no caben las improvisaciones, en aparente alusión a Romero Castillo, quien no tenía ninguna experiencia cuando Calderón la designó para ese cargo, en diciembre de 2006.
            “Se hace indispensable que gobierno y sociedad renovemos la forma como hacemos frente a esta realidad cambiante y el desafío que entraña; sin embargo, es fundamental reconocer que en la atención de un problema tan complejo, no hay espacio para la improvisación”, afirmó Blake.
            Blake suscribió un convenio marco con el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plascencia, quien durante su intervención dijo que “los abusos en contra de migrantes víctimas de delitos no son atribuidos sólo a integrantes del crimen organizado, sino también y en algunos casos, a servidores públicos de los tres ámbitos de gobierno”.

Comentarios