Una más de Onésimo Cepeda: el Estado laico "una jalada"

miércoles, 1 de septiembre de 2010

MÉXICO, D.F., 1 de septiembre (apro).- El obispo de Ecatepec, Onésimo Cepeda, se lanzó hoy contra el Estado laico, el cual calificó de “jalada”, ya que, a su juicio, no existe tal.
    Entrevistado en la basílica de Guadalupe, el jerarca religioso explicó por qué, a su juicio, el Estado laico es una “jalada”. Recordó que es abogado y como tal disertó:
    “Yo creo que no existe el Estado laico. El Estado está formado por pueblo, territorio y poder, esa es la definición de Estado. ¿El pueblo es laico? No ¿Los maizales son laicos, o sea el territorio es laico? No ¿El gobierno es laico? Sí. Por tanto, somos un Estado gobernado por un gobierno laico. Por eso, perdóneme, pero eso del Estado laico es una jalada”, reiteró.
    Onésimo Cepeda destacó que la mayoría de los mexicanos son creyentes católicos, pese a que en México no hay una verdadera libertad de culto, por lo que no puede haber laicidad en un pueblo creyente.
    Luego, llamó a poner fin a la “guerra de declaraciones” entre el cardenal de Guadalajara, Juan Sandoval Iñiguez, y el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, por el caso de la reforma aprobada en  la capital del país que reconoce los matrimonios entre personas del mismo sexo y su derecho a adoptar hijos.
    Aunque aclaró que su intención no es entrar en controversia con Marcelo Ebrard, el obispo de Ecatepec lanzó una crítica semántica hacia los matrimonios gays.
    En primer lugar, Cepeda aclaró que las uniones entre personas del mismo sexo no pueden considerarse como un matrimonio, ya que este término se deriva de matriz; “semánticamente hablando, está mal llamarlo matrimonio, porque matrimonio viene de matriz que engendra”, reiteró al mismo tiempo que cuestionó si en este tipo de uniones “hay una matriz que engendra”, y él mismo contestó: “No la hay, entonces semánticamente hablando está mal usado el término, pero la uniones de convivencia tienen todo el derecho a realizarlas’, indicó.