Cesan a director del penal de Cancún

viernes, 10 de septiembre de 2010

CANCÚN, Q. Roo, 10 de septiembre (apro).- El director de la cárcel de Cancún, Alberto Alfonso Rojas García, fue cesado de su cargo por haber permitido que uno de los pandilleros que incendiaron un bar donde murieron ocho personas, fuera atendido clandestinamente en la enfermería de la prisión de las quemaduras que sufrió durante el ataque.
    La directora de Prevención y Readaptación Social del Estado, Verónica May Villanueva, confirmó el cese del funcionario para que responda a las acusaciones que se le formularon.
El año pasado, desde esa misma prisión, se gestó el asesinato del general retirado Mauro Enrique Tello Quiñones, asesor del entonces alcalde Gregorio Sánchez Martínez, actualmente preso en un penal de Nayarit para enfrentar el proceso que se le sigue por tráfico de indocumentados, lavado de dinero y delitos contra la salud en la modalidad de fomento.
Por los asesinatos de Tello Quiñones y dos de sus asistentes fueron apresados 11 presuntos implicados, entre los que destacan Francisco Gerardo Velasco Delgado, El Vikingo, quien era director municipal de Seguridad Pública; Boris del Valle Alonso, entonces asesor de Sánchez Martínez; y Marco Antonio Mejía López, director de la cárcel de Cancún.
Esa misma prisión, de la que se desligó al ayuntamiento al quedar bajo el control total del gobierno del estado, quedó de nuevo en tela de juicio al trascender que Cortés Canto, uno de los siete detenidos por su participación del bar Castillo del Mar, perpetrado la madrugada del pasado 31 de agosto, confesó que poco después del ataque fue llevado por sus cómplices a la enfermería de la cárcel para que le curaran clandestinamente las quemaduras que sufrió. Posteriormente se retiró en un taxi.
Al difundirse la versión, el gobernador Félix González Canto aseguró que todo el personal de la cárcel estaba bajo investigación por este caso, que anoche le costó el cese al alcaide Rojas García. Provisionalmente quedó a cargo de la prisión el subdirector operativo Horacio Escobar.
Por otra parte, May Villanueva informó que esta madrugada fueron trasladados al Centro de Readaptación Social de Chetumal 29 reos que estaban recluido en las cárceles de Cancún, Cozumel y Playa del Carmen, entre ellos Emilio Izquierdo Santana, quien presuntamente gestionó que se atendiera a Alan Cortés en la enfermería de la prisión.
El operativo fue apoyado por la Policía Judicial y el Ejército.