Detienen a narcos con cuatro kilos de explosivos C-4

viernes, 10 de septiembre de 2010

GUADALAJARA, Jal., 10 de septiembre (apro).- La Secretaría de Seguridad Pública estatal detuvo en el municipio de Tonalá a cinco presuntos sicarios del cártel La Resistencia, entre ellos un exelemento de la Secretaría de Marina y un exmilitar.
A los detenidos, quienes reconocieron que fueron contratados para arrojar explosivos en módulos de seguridad de Jalisco, se les aseguraron más de cuatro kilos de explosivo plástico C-4, un arsenal y equipo táctico.
Los presuntos delincuentes fueron identificados como José Antonio Cajigal Guízar, Jorge Carlos Hurtado Castelazo, Rafael de Jesús Rodríguez Martínez, José Manuel García Salcedo y Juan Manuel Romero Anaya.
Cajigal Guízar confesó que, a cambio de 50 mil pesos, debía armar los artefactos explosivos y para ello utilizar el plástico explosivo C-4. Dijo que ese material le fue proporcionado por un elemento del Ejército, asignado al Campo Militar número uno de la Ciudad de México.
La captura se produjo cuando policías estatales acudieron al cruce de la calle Constituyentes y la avenida Tonaltecas, en Tonalá, donde los sicarios habían dejado abandonada una motocicleta con una botella de licor, en cuyo interior estaba material presuntamente explosivo.
Luego los policías localizaron a dos individuos, uno de ellos con un arma de fuego en la cintura y el otro que portaba una mochila, en la que se encontró más material presuntamente explosivo.
Los sujetos dijeron que se estaban hospedando en un hotel del Periférico Sur, en donde los esperaban sus cómplices, por lo que policías estatales acudieron de inmediato a ese establecimiento.
Al llegar al hotel, los policías observaron a tres sujetos que estaban por darse a la fuga en dos vehículos, pero fueron interceptados y detenidos. Al revisar los automotores les encontraron siete armas largas, seis armas cortas y 30 cargadores para AK-47, AR-15.
Asimismo, les decomisaron 14 gorras en cuyo frente tenían bordadas las siglas MFG, en alusión a los cárteles del Milenio, Familia Michoacana y del Golfo, así como 15 playeras más con las mismas letras en forma de logotipo.
Este hecho se registra justo cuando prevalecen una serie de acusaciones en contra del director de la Policía de Tonalá, Enrique Zavala, y otros elementos de esa corporación, ante la presunta protección que se brinda a hombres ligados al crimen organizado, según una denuncia que circula en Internet desde la dirección “al cliente lo que pida” o “cártel de Guadalajara, Nueva Generación”.

Comentarios