EU principal proveedor de armas del narco

viernes, 10 de septiembre de 2010

MÉXICO, D.F., 10 de septiembre (apro).- Los narcotraficantes mexicanos han adquirido entre 2004 y 2009 unas 15 mil armas procedentes de Estados Unidos, según un informe del Instituto Trans-Fronterizo de la Universidad de San Diego (USD).
    Según el documento titulado “Tráfico de armas de fuego de Estados Unidos hacia México; nueva información e Ideas Iluminan Tendencias Claves y Retos”, los cárteles del narcotráfico utilizan el armamento para atacar a la policía, funcionarios, periodistas, así como para agredir a ciudadanos estadunidenses e imponer impuestos ilegales contra la sociedad.
Elaborado por Colby Goodman y Michel Marizco, en colaboración con el Centro Wilson de la propia universidad de San Diego, el informe advierte, asimismo, que estas acciones contribuyen a “crear flujos de inmigración para alejarse de las zonas de violencia, en algunos casos hacia Estados Unidos”.
Los autores del estudio proponen que el gobierno de Estados Unidos incremente sus operativos en la frontera sur para evitar que continúe el tráfico de armas hacia México.
Asimismo, que impulse cambios en las leyes para que se notifique a las autoridades cuando un individuo efectúe múltiples compras de armas en Estados Unidos, y que se revoquen las licencias a las tiendas de armas que violen las leyes estadunidenses.
Finalmente, los autores sugieren que se incremente el número de agentes de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) en las  oficinas consulares de los estados mexicanos donde se han dado más decomisos, como Guadalajara, Jalisco; Hermosillo, Sonora; y Nuevo Laredo y Reynosa, en Tamaulipas.
De acuerdo con un estudio dado a conocer hoy por la USD, una de las tendencias significativas ha sido el aumento en el número de rifles de estilo militar y munición, pese a los esfuerzos de gobiernos de ambas naciones para evitar este tráfico.
    Según dicho estudio, este tipo de armas están siendo utilizadas por los cárteles para atacar a la policía, funcionarios y periodistas en México, imponer impuestos ilegales contra la población mexicana, e incluso para atacar a funcionarios del Departamento de Estado en Estados Unidos.

Comentarios

Otras Noticias