Mediocre crecimiento de economía dispara la delincuencia: Ebrard

viernes, 10 de septiembre de 2010

MÉXICO, D.F., 10 de septiembre (apro).- El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, afirmó este viernes que el “mediocre crecimiento” de la economía en México, genera un ambiente favorable para el explosivo crecimiento de la delincuencia.
Al instalar el Consejo para la Prevención del Delito en el DF, Ebrard manifestó que “si el principal promotor de la incidencia delictiva es un tema patrimonial, entonces lo que hay que hacer es aumentar el crecimiento económico y el número de empleos. No hay una estrategia de prevención del delito si no hay eso”.    
    De acuerdo con el funcionario capitalino, una política de prevención de delito incluye crecimiento económico alto y un esfuerzo muy amplio de inclusión y cohesión social, así como la formación en el sistema educativo.
     “¿Cómo se va a hacer una política de prevención del delito si la mayor parte de los jóvenes no pueden estudiar?”, dijo.
Y explicó que esa situación se debe a que los jóvenes carecen de recursos económicos, de instalaciones y porque no hay educación a distancia.
Aun así, Ebrard comentó que el 85 o 90% de la población no comete delitos, y es tiene que ver, explicó, con un sistema de valores respecto a la libertad y equidad de género, así como respeto a los bienes de los demás.
Eso, dijo, “viene de la familia, de la comunidad y de la escuela. Entonces, el eje estratégico de cualquier estrategia de prevención del delito es ese”.
    Ebrard reconoció la urgencia de ampliar el sistema de salud y garantizar que todos tengan acceso a los medicamentos, a la atención médica, pero también a la orientación sobre adicciones y violencia, lo cual, agregó, es parte de una estrategia de salud pública.
“Necesitamos frenar la tasa de expansión de las adicciones, necesitamos informar, como lo hicimos con el libro sobre la sexualidad, que fue un bestseller”, puntualizó.
Los mayores esfuerzos, expresó, tienen que ir encaminados a la actual generación, porque la ciudad en particular, pero el país en general, no va a tener más tiempo, “sólo tenemos esta década, quizás cinco o siete años de la siguiente, pues jamás tendremos de nuevo el mismo número de jóvenes”.
Y añadió: Si seguimos viendo que de cada 10 jóvenes, siete están fuera de la escuela y eso no cambia, “entonces no vamos a tener éxito en la política de prevención del delito, por eso hay que meterle dinero al sistema educativo, a que los jóvenes puedan permanecer, a que sean incluidos, a que se sientan tomados en cuenta, a que nuestra sociedad no permita que haya tantas personas fuera, excluidas”.

Comentarios