Caso ABC: Padres de bebés afectados inician huelga de hambre

lunes, 13 de septiembre de 2010

MÉXICO, D.F., 13 de septiembre (apro).- Padres de bebés sobrevivientes del incendio de la Guardería ABC iniciaron hoy una huelga de hambre, así como un plantón y un bloqueo en al aeropuerto internacional General Ignacio Pesqueira, de Hermosillo, Sonora.
    La protesta, en la que participaron padres de al menos 30 niños que resultaron con afecciones de salud como consecuencia del incendio, se inició a las 08:00 horas de este lunes, cuando se instalaron en la entrada principal del aeropuerto e impidieron el paso de vehículos. Cuatro se ellos se declararon en huelga de hambre.
    Los padres de familia que conforman el grupo “Salud y Justicia ABC”, exigen con su protesta que sus hijos, que presentan lesiones internas, sean considerados como lesionados por parte del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para que les brinden el tratamiento adecuado.
    La señora Sara Alejandra Estrada, vocera de la agrupación, dijo que tres mujeres y un hombre –padres de bebés sobrevivientes--  decidieron iniciar su huelga de hambre ante la negativa de las autoridades federales y del Seguro Social de realizarles un diagnóstico y reconocer el daño que tienen sus hijos.
De acuerdo con los quejosos, el IMSS se niega a reconocer como “lesionados” a los bebés que sufrieron afectaciones pulmonares por el incendio, a quienes cataloga como “expuestos”, ya que no presentan quemaduras o heridas físicas.
“Nuestros hijos no tienen heridas externas, pero siguen medicados desde hace 15 meses y como en el Seguro Social no les ven heridas no los atienden como debe ser”, afirmó la señora Estrada.
    Destacó que los menores que tuvieron afectaciones pulmonares presentan rinocinocitis, epilepsia y dificultades en el sistema respiratorio, entre otros padecimientos.
Mientras tanto, frente al Palacio de Gobierno, en Hermosillo, miembros de las agrupaciones Manos Unidas --que reúne a padres de niños fallecidos--, Padres Unidos –integrado por padres de niños que resultaron con quemaduras graves--, reclamaron al gobernador Guillermo Padrés, quien hoy cumplió su primer año de mandato, que cumpla con sus promesas de hacer justicia y encarcelar a los responsables de la tragedia.