Censura el Papa leyes que avalan matrimonios gay

lunes, 13 de septiembre de 2010

MÉXICO, D.F., 13 de septiembre (apro).- El papa Benedicto XVI rechazó este lunes las leyes que aprueban los matrimonios entre personas del mismo sexo o las llamadas “familias alternativas”, porque, en su opinión, estas normativas van contra el concepto del matrimonio que tiene la Iglesia católica.
    “La Iglesia ve con preocupación el creciente intento por eliminar el concepto cristiano del matrimonio y de la familia en la conciencia de la sociedad”, puntualizó.
    El Papa insistió en que el matrimonio debe ser la unión duradera entre un hombre y una mujer, cuyo objetivo, agregó, es la transmisión de la vida humana a través de los hijos.
    Benedicto XVI señaló que para ello “es necesaria una cierta madurez de la persona y una fundamental actitud existencial y social. Debemos ser conscientes que el éxito de los matrimonios depende de todos nosotros y de la cultura personal de los individuos”.
    En ese sentido, añadió, “la Iglesia no puede aprobar iniciativas legislativas que impliquen una reconsideración de modelos alternativos de la vida de pareja y de la familia”.
    Y señaló que las uniones legales entre personas del mismo sexo sólo debilitan los principios del derecho natural y relativizan toda la legislación, provocando confusión en los valores de la sociedad.
    Benedicto XVI hizo estas declaraciones en un mensaje que le dirigió al nuevo embajador de Alemania ante El Vaticano, Walter Jurgen Schmid, quien le presentó sus cartas credenciales al pontífice en una audiencia privada que se realizó en la residencia papal de Castelgandolfo, al sur de Roma.
    En el mensaje, el Papa lamentó que muchos cristianos muestren una inclinación hacia esas concepciones permisivas del matrimonio. Y advirtió que el actuar social está cada vez más dominado por el interés privado y por el cálculo del poder, lo cual –insistió– está dañando a la sociedad.