Niega IMSS pensión vitalicia a víctimas de guardería ABC

martes, 14 de septiembre de 2010

MEXICO, D.F., 14 de septiembre (apro).- El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) rechazó otorgar pensión vitalicia a las víctimas del incendio en la guardería ABC de Hermosillo, Sonora.
           En un comunicado, el organismo que dirige Daniel Karma dijo que los cerca de 80 menores que vivieron el "trágico" accidente cuentan con un certificado de "atención médica vitalicia, que ampara la salvaguarda permanente de su salud”.
            Luego de la manifestación realizada en el aeropuerto de Hermosillo por parte de padres de los menores, el IMSS dijo que los apoyos económicos y educativos que exigían, sólo se concedieron "a los niños que han quedado afectados de por vida y que sufren lesiones que alteran su capacidad para realizar sus actividades presentes y futuras".
            El IMSS otorgó una pensión vitalicia de unos 150 mil pesos a sólo
28 niños que resultaron heridos en el incendio en esa guardería, el 5 de junio de 2009.
           Por ello, el IMSS considero inviable la demanda de las señoras Silvia Morales, Sara Estrada y Fabiola Domínguez, en el sentido de que sus hijos también “sean considerados como lesionados para recibir los apoyos económicos".
           El IMSS dijo haberse “comprometido a que aquellos menores que llegaran a presentar lesión permanente derivada de la inhalación del humo tóxico en el incendio, reciban los beneficios que ya se otorgan a los menores lesionados por quemaduras”.
           Por ello, para comprobar si algún menor que inhaló humo sufre lesiones permanentes, a solicitud de los propios padres, el IMSS dijo haber acudido a prestigiados hospitales de Estados Unidos, donde se realizan pruebas que permitan diagnosticar con precisión a los menores y determinar si tienen o no un daño orgánico que afecte permanentemente sus vidas.
           Señaló: “En apego a una línea de ética y por respeto a las familias de los menores afectados de por vida, el IMSS no puede calificar a los niños que aspiraron el humo como `lesionados`, por razones diferentes a las médicas”.
            Según el IMSS, el hijo de Silvia Morales, Ángel David Alonso Morales se le ha brindado atención en el Hospital General de Zona No.2, en el Hospital de Ginecopediatría, en el Hospital CIMA, en la Clínica del Noroeste y en el Hospital Infantil del Estado de Sonora, en Hermosillo.
           Además, en el Hospital General Regional No.1 de Ciudad Obregón; en el Phoenix Children’s Hospital en Arizona; y en Los Ángeles Children’s Hospital en California.
            Dijo que también se han otorgado a Alonso Morales 48 consultas y se le han realizado estudios como gasometrías, gamagrama pulmonar, inmunoglobulinas, ecocardiograma y pruebas de función pulmonar. Añadió que el diagnóstico señala que padece rinitis, sinusitis y asma.
          “Los médicos han concluido que estos padecimientos pueden tener una predisposición alérgica y ambiental, son susceptibles de tratamiento médico y no afectan su desarrollo y crecimiento. El IMSS le brinda la atención médica necesaria para mantenerlo en buen estado. Ante la inconformidad de su señora madre, se ha recurrido a otras opiniones y en todos los casos se ha concluido que el menor no tiene lesiones orgánicas derivadas de la exposición al humo”, indicó.
           Explicó que la hija de Fabiola Domínguez, Laura Fernanda Bustamante Domínguez ha recibido atención en el Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional Siglo XXI en la Ciudad de México y en el Hospital General de Zona No.2, en el Hospital de Ginecopediatría.
            Además, en el Hospital CIMA, en la Clínica del Noroeste, en el Hospital Infantil del Estado de Sonora; en el Phoenix Children’s Hospital en Arizona; y en Los Ángeles Children’s Hospital en California.
            Dijo que se le han otorgado 39 consultas médicas y se le realizaron estudios como gamagrama pulmonar y gástrico, tomografía de tórax, ecocardiograma y pruebas de función pulmonar.
             Añadió que “el diagnóstico señala que Bustamante Domínguez padece rinitis y probable reflujo, mismos que son susceptibles de tratamiento médico y no afectan su desarrollo y crecimiento. Su función respiratoria es normal. La menor no tiene lesiones orgánicas derivadas de la exposición al humo”.
             Sostuvo que la hija de Sara Estrada, Nicole Alexia Carrillo Estrada, ha recibido atención en el Hospital General de Zona No.2, en el Hospital de Ginecopediatría, en el Hospital CIMA, en la Clínica del Noroeste, en el Hospital San José y en el Hospital Infantil del Estado de Sonora, en Hermosillo.
           Además, en el Hospital General Regional de Ciudad Obregón; en el Phoenix Children’s Hospital en Arizona; en el Texas Children’s Hospital, y en Los Ángeles Children’s Hospital en California.
           Añadió que se le han otorgado 54 consultas médicas y se le han practicado estudios como gamagrama pulmonar, tomografía de tórax, ecocardiogramas, pruebas de función pulmonar y pruebas de alergia.
            “Las pruebas de función pulmonar que se le hicieron en el Phoenix Children’s Hospital mostraron un patrón respiratorio restrictivo, con volúmenes pulmonares bajos, que no respondieron a los medicamentos habituales para el caso.
            “Esta situación llevó a concluir la posibilidad de que la menor tenga lesión orgánica. Al respecto, se informa que la madre de la niña ya ha comenzado a recibir los beneficios dispuestos para los menores lesionados”, dijo.
           Y remató:  “En estos tres casos, como en todos los demás, el IMSS ha destinado los recursos necesarios sin escatimar cualquier esfuerzo. Incluso, la familia de cada menor perteneciente al grupo de expuestos recibe un apoyo económico mensual para cubrir los gastos de guardería.
           “Cabe señalar, que los gastos médicos y administrativos en todos los hospitales extranjeros y nacionales ajenos al IMSS han corrido por cuenta del instituto, lo cual incluye los traslados, viáticos, visas y pasaporte”.

Comentarios