Convoca Ebrard a un ¡Viva México! que rechace el conservadurismo y la resignación

miércoles, 15 de septiembre de 2010

MEXICO, D. F., 15 de septiembre (apro).- El Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubón, celebró hoy el Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución y afirmó hoy que México llega a estas festividades en una situación radicalmente distinta a la que aspiraron los padres de la Patria.
Por tal motivo, dijo que el "Viva México" que hagan los mexicanos esta noche debe ser de reclamo y de reflexión para pensar una ruta distinta a la que se dirige el país.
    Durante la celebración del Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución en el Antiguo palacio del Ayuntamiento, el funcionario capitalino recriminó:
    “Hoy tenemos 57 millones de personas en la pobreza, 12 millones sin servicios de salud, 18 y medio millones que apenas sobreviven; algo está mal”, dijo.
Acompañado por la escritora Guadalupe Loaeza y de Rafael Tovar y de Teresa, quien renunció a la comisión organizadora de los festejos luego de un año por falta de recursos, Ebrard resaltó que la Ciudad de México celebra esta gesta histórica apenas desde 2007, siempre con una ceremonia republicana y sobria, tal como es la tradición del Antiguo Ayuntamiento de la Ciudad.
    "Conmemoremos con mucho orgullo a nuestros héroes, a nuestras heroínas, a esa generación que pensó distinto, que nos legó una patria.
    "Y por otro lado, asumimos ese reclamo que hoy se va a escuchar en todo México. Lo entendemos y aspiramos en todas nuestras acciones de gobierno para representar esa aspiración. No a la mediocridad, no al conservadurismo y no a la resignación", dijo.
    En su oportunidad, Guadalupe Loaeza, quien junto con Rafael Tovar y de Teresa, figuraron como oradores invitados, criticó abiertamente a los poderes fácticos del país y describió cómo considera que se siente la patria.
    "Tus ojos están secos y sufre unas inmensas ganas de llorar por todos los municipios de algunos estados de la República donde no habrá grito debido a la inseguridad e inundaciones"
    También criticó que el gobierno federal organice una celebración con presupuestos millonarios y que desde el balcón presidencial se vaya a escuchar otro Grito, que incluya a las televisoras.
    Por su parte, Rafael Tovar y de Teresa hizo una descripción de cómo siente al País en sus tradiciones, cultura y gente. Refirió que lo mejor está ahí, ya que los festejos vacíos siempre terminan en una farsa.
    "Éste no es un cumpleaños sino un ritual", expuso.
    En las intervenciones, se hizo referencia constaste a que fue precisamente en el Ayuntamiento donde se dio el primer intento de
Independencia en 1808, con el síndico de entonces, Francisco Primo de Verdad, quien pensaba que la soberanía reside en el pueblo.

Comentarios