Liberan a dos implicados en red de prostitución infantil

miércoles, 15 de septiembre de 2010

TLAJOMULCO, Jal., 15 de septiembre (apro).- La Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ) dejó en libertad a dos presuntos integrantes de una banda de prostitución infantil detenidos el lunes junto con 21 personas más en este municipio.
    La decisión de la PGJ provocó la irritación del alcalde perredista Enrique Alfaro Ramírez, quien, a mentadas de madre, exigió una explicación al procurador Tomás Coronado Olmos.
    “Qué poca madre dejar algo así, no tienen vergüenza. Cómo es posible que la Procuraduría diga que este asunto no tiene que ver con una red de pederastia ni con la trata de menores; me parece que es una sinvergüenzada, que deja muy mal parada a la Procuraduría y creo que urge que el procurador salga a fijar una postura clara de la institución”, tronó el alcalde Alfaro Ramírez.
En un comunicado, la PGJ informó que los agentes municipales no ratificaron a tiempo el parte de policía y dos de los ocho detenidos fueron dejados en libertad. Además, 15 menores que presuntamente eran víctimas de abuso sexual, ya fueron entregados a sus familiares.
“No hay elementos de prueba para mantenerlos detenidos”, indicó la Procuraduría, aunque aclaró que la averiguación previa queda abierta.
    “Estoy muy molesto. Urge que el procurador (Tomás Coronado) salga a fijar una postura clara, no es posible que ante hechos tan claros y evidentes como los que fueron descubiertos por la Policía de Tlajomulco, encontremos un discurso de la Procuraduría en esos términos y en ese tono, pues minimizar los hechos es irresponsable. ¿Si no es pederastia, ni trata de personas, ni prostitución, entones qué es?”, dijo Enrique Alfaro.
    La madrugada del lunes, policías de Tlajomulco consignaron a 23 personas en un operativo que duró más de seis horas. Ocho de ellos quedaron detenidos.
     De acuerdo con el acta de la detención, un sujeto identificado como Jorge Arturo López Murillo, salió a enfrentar a los policías, pero fue sometido. Al ingresar a la vivienda, los policías descubrieron a dos niñas de 14 años de edad semidesnudas, y “bajo los efectos del tonsol”.    
López Murillo, presunto líder de la banda delictiva, intentó sobornar a los policías e incluso les dijo: “Si quieren una nalguita, no hay pedo, la que quieran, al cabo jalan. Si se les hacen grandes, veo la manera de conseguir unas más chicas.”
    A pesar de ello, el delegado de la procuraduría en la zona centro, con sede en Tlajomulco, José Armando Yáñez Navarro señaló que: “No hay elementos para presumir delitos de naturaleza sexual; los quince menores de edad retenidos negaron que hubiera existido abuso sexual […] estaban ahí por su voluntad, participando en una fiesta.”
    Incluso, a su juicio, “el hecho de que estuvieran desnudas las chamaquitas no implica un delito de ningún tipo”.

Comentarios