AMLO da el grito por "los héroes anónimos"

jueves, 16 de septiembre de 2010

MÉXICO, D.F., 15 de septiembre (apro).- En una ceremonia que duró 15 minutos, Andrés Manuel López Obrador conmemoró el Bicentenario de la Independencia con el “grito de los libres”, y con una convocatoria para que todos los mexicanos se conviertan en protagonistas del “cambio verdadero”.
Con este cambio, dijo, “no sólo tendremos asegurada la victoria en el 2012, sino que llevaremos a cabo la renovación tajante de la vida política del país”.
La ceremonia se realizó en la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, ante alrededor de tres mil 500 simpatizantes e invitados especiales como Martí Batres, Oscar Yáñez, Manuel Oropeza, Yeidckol Polenvski, entre otros.
López Obrador terminó la ceremonia ondeando la bandera y replicando una campana. Antes, resaltó a los héroes de la independencia como Miguel Hidalgo, José María Morelos y Josefa Ortiz de Domínguez, entre otros, pero también pidió que se gritaran vivas por “los héroes anónimos”: los indígenas, los campesinos, los obreros, los migrantes, los artistas, los maestros, los profesionistas. También exigió la libertad de presos políticos, y al final, gritó: “abajo el mal gobierno”.
“Estamos aquí para recordar la lucha del pueblo y sus dirigentes contra el colonialismo y el saqueo económico, y sobre todo en pos de la justicia. Lo hacemos al mismo tiempo en que los opresores de ahora festejan con un espectáculo muy frívolo este hecho histórico, usando para ello el principal instrumento de dominación con que cuentan: la televisión”, dijo.
López Obrador señaló que para su movimiento la independencia representa un grito de libertad, por eso citó en la Plaza de las Tres Culturas para recordar a los héroes de la Independencia, quienes no fueron acaudalados en su época y lucharon contra la tiranía. “Fueron los pobres, los desposeídos, los indígenas y los peones acastillados, quienes fueron los que hicieron esta gesta histórica”, agregó.
Entre aplausos de sus simpatizantes el tabasqueño resaltó que, en parte, esa lucha es también su lucha actual, porque busca derrotar de manera pacifica al actual oligarquía, al régimen de corrupción, opresión y privilegios que está destruyendo al país y que mantiene a los mexicanos sumidos en el miedo, el temor, la desesperanza, el abandono y la pobreza.
“Volvemos a expresar, con toda claridad, que el actual decadencia de México ha sido causada por el predominio de una minoría rapaz, enferma de codicia, a la que no le importa el destino del país. Por culpa de esta oligarquía México es un país rico con pueblo pobre. Un puñado de potentados tiene secuestradas a las instituciones y subordinan todo a sus intereses.
“Esta oligarquía acapara el presupuesto público”, expresó López Obrador, mientras algunos lanzaban luces artificiales y le gritaban consignas de apoyo. Como muestras de la mala situación en la que está el país, citó el aumento a la gasolina, la entrega de nuevas concesiones a Televisa, la disminución de las pensiones de los jubilados, el despido de mineros, electricistas y trabajadores de Mexicana de Aviación, así como la inundación de Tabasco –su tierra natal— provocada, dijo, “intencionalmente” por el desfogue de las presas del río Grijalva para seguir comprando electricidad a empresas extranjeras.
Por eso “desde aquí, donde los estudiantes del 68 lucharon por la democracia y fueron sacrificados por el autoritarismo del PRI, les decimos a los que se sienten dueños de México que no les será fácil consumar una nueva felonía”.
La tertulia comenzó a las 19:00 horas; el acto fue amenizado por un dueto de norteñas bautizadas como las Adoradoras de Villa, y por la cantante María Inés Ochoa, hija de la cantante Amparo Ochoa, quien antes de su espectáculo lanzó consignas a favor de López Obrador, como la clásica “es un honor estar con Obrador”, entre otras.

Comentarios