Calderón dará El Grito en Dolores a las 7:20

jueves, 16 de septiembre de 2010

DOLORES HIDALGO, Gto., 15 de septiembre (apro).- Una conmemoración muy diferente a la tradicional se vivió hoy en la Cuna de la Independencia Nacional: por primera ocasión en el México moderno la ceremonia del Grito de Independencia no se efectuó en la noche del 15 a las puertas de la Parroquia de Nuestra Señora de los Dolores.
Además de la alerta de seguridad máxima, que derivó en estrictos retenes y revisiones que triplicaron la presencia de los cuerpos policíacos, la molestia y enojo de los habitantes de la ciudad se debió también a que fueron convocados a madrugar para esperar al presidente Felipe Calderón, quien “dará el Grito” a las 7:20 de la mañana del día 16.
Al igual que el gobernador Juan Manuel Oliva Ramírez, los dolorenses debieron conformarse a ver, frente a una pantalla colocada a unos pasos de la parroquia, la ceremonia encabezada por el presidente Calderón en el Zócalo de la Ciudad de México.
Mientras tanto, el gobierno municipal hizo circular una invitación, por lo menos a los vecinos del Centro Histórico, para que se presenten al jardín principal en la madrugada del 16.
Aunque los accesos a la ciudad lucieron despejados durante la mayor parte del día, ya para la tarde el primer cuadro de la ciudad fue completamente cerrado y controlado con vallas, puertas detectoras de armas; y elementos del Ejército, Policía Federal y Municipal, en un contingente que, según el gobierno municipal, llegó a unos 2 mil elementos de estas corporaciones, además de las Fuerzas de Seguridad del estado.
Esto no impidió que por la mañana arribaran cientos de integrantes de la Unión Campesina Democrática, quienes, a su modo, improvisaron su propio “Grito” de Independencia, muy cerca de la plaza principal, hasta donde pudieron llegar antes de que personal de la Secretaría de Gobierno ofreciera dialogar con ellos para que salieran de la zona de los festejos.
“¡Muera el mal gobierno, viva Andrés Manuel!”, gritaron los manifestantes, a unos cuantos metros de la Escuela Bicentenario, donde el gobernador Juan Manuel Oliva hacía una visita.    Funcionarios del gobierno estatal confirmaron que en esta ocasión, ante la alerta de seguridad que impera en todos los festejos que se celebrarán en todo el país, en Dolores Hidalgo se implementó un operativo que triplicó las medida, aún las que comúnmente se despliegan durante una gira presidencial.
El gobierno estatal esperaba para esta noche la presencia de unas 15 mil personas, entre dolorenses y visitantes de otros sitios del estado y del país, para la celebración del Bicentenario. Pero los cercos instrumentados por el Estado Mayor ocasionaron gran molestia y ahuyentaron a las grandes multitudes que en otros años se concentraban desde temprano en la plaza.
Además, se pudo conocer que el  Estado Mayor dispuso que el Hospital Regional ubicado en esta ciudad funcione durante las próximas horas con los servicios mínimos de urgencia, para tenerlo disponible en caso de que se presente alguna contingencia.
El presidente Calderón arribará poco antes de las siete de la mañana del 16 a la Casa de Visitas de Dolores. Hasta ahora se prevé que lo hará acompañado por los secretarios de Gobernación, Francisco Blake, y de Educación, Alonso Lujambio.
En 35 minutos, Calderón hará el recorrido de la Casa de Visitas a la Casa de Hidalgo; firmará el libro de visitantes distinguidos, tomará la bandera y retornará a la plaza principal para colocarse en los escalones de la Parroquia, donde cumplirá con el Grito de Independencia a las 7:20 horas.
Este evento no será, por cierto, a las 6:20 --la hora señalada por los historiadores como el momento en que el Cura Miguel Hidalgo proclamó el inicio del movimiento insurgente-- sino una hora después, porque se tomó en cuenta que actualmente está vigente el horario de verano.

Comentarios