Karl deja dos muertos en Puebla y severos daños en Veracruz

viernes, 17 de septiembre de 2010

MÉXICO, D.F., 17 de septiembre (apro).- Con categoría tres, el huracán Karl impactó territorio veracruzano este viernes a la altura de La Antigua, a unos 15 kilómetros al norte del puerto de Veracruz, aunque en su paso por la entidad se degradó a nivel uno, con vientos sostenidos de 150 kilómetros por hora.
    De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua),  Karl toco tierras veracruzanas con rachas superiores a 220 kilómetros por hora, lo que provocó lluvias de hasta 200 milímetros en un centenar de municipios costeros y de la región de las montañas, aunque no precisó el número de personas afectadas por el fenómeno meteorológico.
    No obstante, el gobierno estatal declaró “alerta roja urgente”, sobre todo, en zonas costeras y serranas de la entidad, ya que también se verán gravemente afectadas por el meteoro durante su recorrido hacia el centro de la república, donde se prevé afecte a cinco entidades más, entre ellas, el Distrito Federal.
    Aunque hasta las 20:00 horas las autoridades de Protección Civil han reportado saldo blanco, los daños materiales fueron cuantiosos, ya que a su paso el huracán destruyó viviendas, derribó árboles, postes, afectó puentes y carreteras, dejando incomunicados a diversos municipios y comunidades.
    Ante la devastación registrada en algunas zonas, el Ejército Mexicano implementó el Plan DN—III, principalmente en los municipios de La Antigua, Cardel, Veracruz y Boca del Río, donde los daños fueron cuantiosos debido a las inundaciones que afectaron muchas viviendas al alcanzar hasta un metro de altura.
    Aunque las autoridades todavía se encuentran realizando el recuento de daños, muchas vías de comunicación fueron dañadas, lo que provocó que el tránsito vehicular quedará interrumpido como ocurrió en las carreteras Cardel—Nautla, donde a la altura de Actopan se derrumbó el puente Limones.
    Las fuertes lluvias que empezaron a azotar a la región de montañas desde anoche, dañaron también diversos tramos de la carretera que comunica a Jalapa con Perote y Puebla, donde también quedó interrumpido el tránsito vehicular desde la mañana. Hasta esta tarde no se había restablecido.
    Aunado a ello, importantes áreas de los municipios de Veracruz, Boca del Río, La Antigua, Úrsulo Galván, Martínez de la Torre, Nautla, Vega de Alatorre, Tlapacoyan, Atzalán y algunas colonias de la capital del estado, se interrumpió el suministro eléctrico y telefónico ante la caída de postes debido a la racha de vientos que alcanzaron hasta 170 kilómetros por hora.
    Las autoridades de Protección Civil reportaron cortes de carreteras en regiones montañosas como Misantla y Atzalán debido a deslaves y derrumbes de cerros, así como a la crecida de arroyos de respuesta rápida y el derrumbe de árboles.
    El jefe de Hidrometeorología de la Conagua, José Llanos Arias, señaló que aunque habían disminuido los vientos, los efectos de las lluvias continuarían afectando al estado durante la noche de este viernes y la mañana del sábado.
    Ante ello, dijo que se ha decretado alerta en algunos ríos de gran caudal del norte del estado, como el Tuxpan, Tecolutla, Cazones, Pánuco, Nautla, La Antigua y Actopan, así como de la zona centro como el Jamapa y Cotaxtla, cuyas corrientes han crecido y sus niveles podrían incrementarse ante el escurrimiento de agua de las montañas.
    La titular de Protección Civil en el estado, Silvia Domínguez, informó que estas lluvias están provocando el desbordamiento en algunos arroyos de respuesta rápida, “aunque todavía falta mucho para saber cuál va a ser el final de esta situación”.
    En el reporte de las 17.50 horas, la Conagua informó que la fuerza del huracán se había debilitado y degradado a categoría 1. A las 14 horas, su centro se localizó a 51 kilómetros al oeste de Veracruz y 60 kilómetros al sureste de Jalapa y a noreste de Orizaba.
    Según el reporte de Conagua, el huracán se desplazaba a razón de 15 kilómetros por hora con vientos máximos sostenidos de 150 kilómetros por hora con categoría 1 y se espera que el centro de Karl se degrade a tormenta tropical y se localice a las 1:00 horas del sábado a unos 63 kilómetros al oeste de Orizaba y a 50 de Tehuacán, Puebla con vientos de 95 kilómetros y rachas de 110 kilómetros por hora.  
Por otra parte, la Comisión Federal de Electricidad (CFE), determinó suspender operaciones en la planta nucleoeléctrica de Laguna Verde, como medida preventiva ante la presencia de Karl.
    “Como medida preventiva se ha decidido suspender temporalmente la generación de electricidad de sus dos unidades, ya que ante la posible afectación de las líneas de transmisión que la interconecta con el Sistema Eléctrico Nacional su energía no podrá distribuirse”, señaló la paraestatal.

Mueren dos en Puebla
Por otra parte, en el estado de Puebla dos personas murieron por el desgajamiento de un cerro debilitado por las lluvias que provocó el huracán Karl, en el municipio serrano de Zacapoaxtla.
    Autoridades de Protección Civil del estado informaron que lluvias provocadas por el fenómeno meteorológico reblandecieron una ladera que se deslizó y sepultó una casa, donde se encontraban las víctimas y otras dos personas que resultaron heridas.
    Las personas que perdieron la vida fueron identificadas como María Antonio García Álvarez, de 61 años de edad, y una niña de dos años que no ha sido identificada.
    En tanto, en Tabasco, pese a que Karl no golpeó tan fuerte a la entidad, los principales ríos se mantienen por arriba de sus escalas críticas y afectan ya a 143 mil 658 personas de 35 mil 667 familias, en 528 localidades de 11 municipios.
     El río Carrizal, que se ubica a 68 centímetros de su escala crítica; el Samaria, a 82 centímetros; el Grijalva, a 84; y el Usumacinta, a 32.
    Las presas que conforman el Sistema Hidrológico del Alto Grijalva mostraron incluso leves descensos en sus niveles y actualmente cuentan con capacidad en sus embalses, reportó el meteorólogo de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Gerardo Alarcón Ferreira.