"La Castañeda. Imágenes de la locura"

viernes, 17 de septiembre de 2010

MÉXICO. D.F., 17 de septiembre, (apro).- El Museo  Archivo de la Fotografía presenta la muestra que lleva como título: La Castañeda. Imágenes de la locura. El tema es ese manicomio inaugurado por Porfirio Díaz en 1910 como celebración por el centenario de la Independencia.

El recinto se une así a los festejos del Bicentenario que actualmente se conmemora en nuestro país, exhibiendo 38 fotografías del archivo perteneciente a varias colecciones: La Fonoteca del Instituto Nacional de Antropología e Historia, ubicada en Pachuca, Hidalgo, el Archivo Manuel Ramos y de colecciones particulares.

La curaduría estuvo a cargo del doctor Andrés Ríos, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México, quien ha revisado cuidadosamente los expedientes de los pacientes de La Castañeda ha manifestado su interés por recordar y mostrar un panorama de la vida de 65 mil internos que vivieron en el anonimato, indígenas, ricos, adictos, extranjeros o criminales.

La cuidadosa museografía y la clara documentación permiten que el espectador conozca lo que fue la primera institución psiquiátrica en nuestro país. Un edificio con una arquitectura afrancesada que contaba con 25 edificios, construida en la zona de Mixcoac (que por esos años se encontraba fuera de la Ciudad de México), en lo que actualmente es la unidad Torres de Mixcoac. El edificio fue trasportado piedra por piedra y se encuentra en la zona de Amecameca donde se alojan las oficinas centrales.

Las imágenes que se exhiben logran conmover al espectador, ya que  registran a muchos personajes que en esos tiempos se querían extirpar de la sociedad, es por ello que se daba entrada no solo a los enfermos mentales, sino a alcohólicos, imbéciles, personas con síndrome de Down, autismo, así como indigentes que representaban la mayor parte.

Recodando también que el estallido de la Revolución pocos meses después de su apertura sufría la escasez de alimentos y medicinas y que también fue utilizado en 1915 por los zapatistas.

La exposición hace un recorrido por los cambios que se fueron dando al pasar de los años, así como las terribles condiciones en que vivían sus internos.

La década de los años 30 ha dejado la impresión de una institución  llena de atropello, denigración y corrupción, lo que se conoce como la leyenda negra.

Por otro lado vale la pena rescatar que fue un espacio que logró la formación de muchos médicos y enfermeras en el ejercicio de su profesión.

El manicomo quedó atropellado dentro de la ciudad a partir de los años siguientes. Es por ello que se decidió desmantelarlo piedra por piedra para construir un espacio con granjas a las afueras, que lograra avances en el tratamiento psiquiátrico.

Vale la pena visitar esta exposición que además de ofrecer un panorama real de la vida en el manicomio, logra ser un reflejo de lo que fue la historia política y social de nuestro país en esas épocas.

La Castañeda. Imágenes de la locura permanecerá hasta el 14 de noviembre del presente año, y el MAF se encuentra ubicado en Guatemala 34, Centro Histórico.

 

Ulises Ponce de León en la Academia de  Bellas Artes

 

Bajo El título de Las paletas de la lista negra (parte I), el pintor mexicano Ulises Ponce de León exhibe individualmente donde el artista reivindica con vitalidad y convicción a la pintura.

Reflexiones pictóricas y personales partiendo de lo que se conoce como “paleta”: utensilio que emplean los pintores, así como la ubicación de los colores que identifican a un autor. A partir de estás dos acepciones, el artista construye un universo propio donde la vida se vuelve pintura y la pintura vida.  

Con un lenguaje propio el artista consigue ofrecer al espectador una interesante propuesta que recuerda la infinitud del acto creativo, su vocabulario se enfoca al espacio del estudio y sus utensilios; las libretas de apuntes son pintadas en sus composiciones, haciendo referencias a la historia del arte y a sus inquietudes plásticas.

 El artista  también expresa su preocupación porque “la primera década de este siglo ha hecho del pintor un disidente cultural y un actor político. Las leyes de la oferta y la demanda y el darwinismo social han demostrado ser el preámbulo de la barbarie”.

La exposición estará abierta al público hasta el jueves  9 de septiembre en La Academia de San Carlos, ubicada en Academia esquina con Moneda, en el Centro Histórico.

 

ap/

--FIN DE NOTA--

/v/v