Murió Bent Larsen

viernes, 17 de septiembre de 2010

MÉXICO D.F., 17 de septiembre (apro).- Ha fallecido la leyenda de ajedrez Bent Larsen. El mejor ajedrecista de Dinamarca de todos los tiempos y uno de los mejores del mundo durante los años sesenta y setenta del pasado siglo, Bent Larsen falleció el pasado jueves 9 a los 75 años, tras una breve enfermedad. Había padecido diabetes durante varios años, pero todavía no se sabe si esto ha sido la causa de su muerte. Durante la última temporada de su vida, Larsen vivía en Buenos Aires con su esposa argentina.

Jørgen Bent Larsen nació en Thisted (Dinamarca) el 4 de marzo de 1935. Fue el mejor jugador de la historia de su país y estuvo entre los diez mejores ajedrecistas del mundo durante 15 años. Comenzó poco a poco, pero en 1954, a los 19 años de edad, ganó el Campeonato de Dinamarca y repitió dicha hazaña durante los siguientes diez años. El título de maestro internacional llegó en 1954. En la Olimpiada de ajedrez de 1956 ganó la medalla de oro por su actuación, con 11 triunfos, una derrota y seis empates, en el primer tablero del equipo, lo cual le otorgó el título del gran maestro internacional. Además, se ganó el respeto de los grandes maestros rusos y por primera vez se veía a un occidental con posibilidades de dar batalla a los soviéticos, los jugadores más fuertes del mundo.

Fue galardonado con el primer Oscar del Ajedrez en 1967, premio que se otorga al mejor jugador del año (a través de una encuesta que hace una publicación rusa sobre la materia).

Larsen ganó tres torneos interzonales: en 1964 en Ámsterdam, donde ocupó el segundo lugar junto con dos excampeones del mundo y otro futuro; después 1967 en Sousse y en 1976 en Biel. Mikhail Tal y él fueron los únicos que lograron ganar el mismo número de interzonales. En los Torneos de Candidatos en 1965 perdió en la semifinal contra Mikhail Tal, y en 1968 perdió la semifinal contra Boris Spassky, quien entonces llegaría a ganar el título. En 1971, Larsen perdió la semifinal de los Duelos de Candidatos contra Bobby Fischer con un devastador resultado de 0:6. Sin duda fue el peor revés de Larsen en su carrera, aunque en su descargo hay que decir que siempre jugó a ganar. Fischer vencería a Petrosian y a la postre a Spassky, y se convertiría en el décimo primer campeón del mundo en 1972.

Larsen siempre fue un jugador luchador, sin compromisos, buscando el triunfo siempre. Para él no existían las tablas de grandes maestros, es decir, aquellas partidas casi de trámite en donde los jugadores hacían unas pocas jugadas y declaraban la nulidad. Larsen, como Fischer, jugaba hasta el último chance que hubiese en la posición. Era un ajedecista temible. Con él no había partida fácil.  También se le conoció por jugar aperturas poco habituales. Fue uno de los muy pocos grandes maestros de los tiempos modernos que regularmente jugaron la Apertura Bird (1.f4), y el movimiento de apertura 1.b3 lleva el nombre de la "Apertura Larsen" en su honor.

En el duelo URSS contra resto del mundo en Belgrado 1970, jugó en el primer tablero en el bando del resto del Mundo y sumó 2,5/4 contra Spassky y Leonid Stein. Durante los últimos años de su vida vivía en Buenos Aires con su esposa argentina Marta. De vez en cuando seguía participando en torneos. En 1999 ocupó el séptimo de diez lugares en el Campeonato de Dinamarca y quedó cuarto en el torneo eliminatorio Memorial Najdorf en 2000, en Buenos Aires. Su última valoración Elo fue de 2415 puntos.

Sin duda Larsen marcó a toda una generación de jugadores en el mundo entero. A seis meses de cumplir 75 años se le estaban organizando una serie de homenajes. Sin duda le hemos quedado en deuda.

 

 

--fin de texto--

Comentarios