Fallece ministro Gudiño Pelayo

domingo, 19 de septiembre de 2010

México, DF; 19 de septiembre (Apro).- El ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, José de Jesús Gudiño Pelayo, falleció este domingo a los 67 años de un infarto cuando vacacionaba en Londres.

Gudiño ocupaba la presidencia de la Primera Sala de la Corte y aún le quedaban cinco años como ministro. Su retiro estaba previsto para noviembre de 2005. Presidía el comité encargado de la implementación de la reforma penal en el Poder Judicial.

Con el fallecimiento, pierde fuerza la llamada corriente "garantista" de la Corte, pues era un defensor de la facultad constitucional del máximo tribunal para
investigar violaciones graves a los derechos humanos.

Además, en asuntos sociales favoreció las reformas del Distrito Federal sobre el aborto y los matrimonios homosexuales. Fue uno de los ministros que más defendió a la periodista Lydia Cacho.

También apoyó el señalamiento de responsables en casos como Oaxaca, la guardería ABC y Atenco. En este caso, incluso, propuso que se señalara al gobernador Enrique Peña Nieto.

En otro tipo de votaciones era impredecible. No era dado a improvisar, salvo cuando el debate crecía. Por lo regular, leía sus intervenciones ante el pleno.

Originario de Autlán, Jalisco, fue designado ministro en 1995. Su muerte ocurre en momentos sucesorios en la Corte. En la primera sesión de enero
del 2011, el pleno debe elegir a su nuevo presidente.

El sucesor de Gudiño debe ser designado por el Senado a propuesta del titular del Ejecutivo. Felipe Calderón debe presentar una terna al Senado en las próximas semanas.

En tanto, la Suprema Corte contará con diez ministros. En caso de empate en las votaciones en el pleno de ministros, el presidente de la Corte, Guillermo Ortiz Mayagoitia ejercerá su voto de calidad.

Gudiño, quien era uno de los ministros con carrera judicial como juez y magistrado en diferentes estados, ya había tenido problemas cardiacos. Durante 2007, se ausentó varios meses después de una operación a corazón abierto, incluso más allá de lo establecido legalmente, lo que le ganó fuertes crÍticas a la Corte.

Se trata de la segunda muerte de un ministro en activo. La primera fue la del ministro Román Palacios, quien fue sustituido en 2005 por el ministro Sergio Valls Hernández.

 

Comentarios