Definen el sábado situación jurídica de La Barbie

jueves, 2 de septiembre de 2010

MÉXICO, D.F., 2 de septiembre (apro).- El Ministerio Público federal amplió hoy de 48 a 96 horas el plazo para definir la situación legal de Edgar Valdez Villarreal, La Barbie, detenido el pasado lunes 30 de agosto en una casa de descanso ubicada en Lerma, Estado de México, por lo que permanecerá hasta el próximo sábado en resguardo de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO).
    La determinación se tomó con el objetivo de que el fiscal federal continúe integrando la averiguación previa y recabar más pruebas en contra del narcotraficante, mientras que La Barbie seguía rindiendo su declaración ministerial.
    Paralelamente a la determinación del Ministerio Público, se incrementó la seguridad en las instalaciones de la SIEDO para evitar que sicarios al mando de Valdez Villarreal intenten rescatarlo. Actualmente medio centenar de uniformados custodian las oficinas de la Subprocuraduría.
    El próximo sábado 4, el agente del Ministerio Público determinará si La Barbie, considerado uno de los narcotraficantes más sanguinarios del país, es trasladado a un penal de máxima seguridad, si es arraigado o si es entregado a Estados Unidos, de donde es originario.
    La ampliación del plazo legal se extendió también a las seis personas que acompañaban a Valdez Villarreal, entre ellas dos mujeres, y que también fueron detenidas durante el operativo.
    La Barbie enfrenta acusaciones por los delitos de delincuencia organizada, contra la salud en diversas modalidades y portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea.
    Mientras tanto, medio centenar de policías custodian las instalaciones de la SIEDO en la colonia Guerrero, donde La Barbie continuaba rindiendo su declaración. Asimismo, han sido desplegadas seis vehículos: dos patrullas de la Policía Federal frente a la entrada principal de la Subpropcuraduría, un camión blindado –“Rinoceronte”--, y tres camionetas a un costado del estacionamiento. Los uniformados portan armas largas y realizan rondines por las inmediaciones.