García Luna no convence, dice abogado de Cassez

miércoles, 22 de septiembre de 2010

México, DF; 22 de septiembre (Apro).- El secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, venció pero no convenció. Sus acusaciones en contra de Florence Cassez, avaladas por un juzgado de primera instancia, están a revisión en el Séptimo Tribunal Colegiado en Materia Penal bajo los criterios de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en casos de violaciones procesales en Acteal, Atenco y tres indígenas de Querétaro.

El abogado de la ciudadana francesa así lo expresó durante la presentación del libro “A la sombra de mi vida”, escrito por Cassez desde el penal femenil de Tepepan, donde cumple una condena de 60 años de prisión, acusada del secuestro de tres personas, incluido un menor, como supuesta integrante de la banda Los Zodiaco.

En la presentación también estuvo Charlotte Cassez, madre de la acusada, quien en su libro, a partir de las contradicciones e inconsistencias del proceso judicial en su contra, elabora un perfil de sus principales acusadores, García Luna y Luis Cárdenas Palomino, quienes la detuvieron cuando estaban al frente de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI, ahora Policía Federal Ministerial) (Proceso 1768).

El abogado dijo que las recientes resoluciones de la Suprema Corte en relación con las violaciones procesales los casos de Acteal, Atenco y las indígenas Jacinta, Alberta y Teresa, de Querétaro, que han permitido la liberación de los detenidos, son precedentes jurídicos a ser considerados en el Séptimo Tribunal Colegiado, donde se radicó el amparo contra la sentencia de Cassez.

En todo el expediente ronda la sombra de García Luna, quien al no convencer sobre la culpabilidad, ha presentado a la opinión pública nuevos elementos aunque ya no formen parte del proceso judicial, como la detención de un integrante de la banda de secuestradores que acusa a Cassez de ser parte de la banda de secuestradores, dijo el abogado.

“Vencieron, pero no convencieron”, expresó Acosta, quien también apuntó que tanto en el primer fallo contra Cassez –en el que fue condenada a 90 años–, como en el segundo –en el que la pena se fijó en 60 años–, el juzgado de primera instancia evitó considerar “el montaje” de García Luna sobre la detención.

“El caso está sobre un montaje” y eso debe ser considerado en el amparo, añadió.

Charlotte Cassez aseguró que Calderón por presiones de la opinión pública mexicana “reculó” de la oferta que le había hecho a su homólogo francés, Nicolas Sarkozy, de aplicar el Tratado de Estrasburgo para que Cassez cumpla la condena en su país.

 

Comentarios