Revuelta en municipio de Chihuahua: linchan a dos plagiarios y destituyen a policías

miércoles, 22 de septiembre de 2010

MEXICO, D.F., 22 de septiembre (apro).- Pobladores del municipio de Ascensión, Chihuahua, que ayer lincharon y mataron a dos presuntos secuestradores, "destituyeron" hoy a 12 policías y tomaron el control de la localidad ante "la falta de seguridad".
          A los policías les quitaron sus armas de cargo y los "corrieron" de la comandancia, con el argumento de que no pudieron detener a los presuntos plagiarios que habían privado de la libertad a una joven del sector.
          Actualmente el poblado se encuentra sin vigilancia.
          En las próximas horas se espera la llegada de elementos militares y policías federales para tratar de normalizar la situación en el poblado, que hace frontera con Nuevo México, Estados Unidos.
           La población propuso la creación de un grupo de “ciudadanos vigilantes”, que serán los encargados de realizar los rondines para "cazar" a los delincuentes. Inclusive, exigen que les sean entregados los otros tres plagiarios detenidos.
          Los pobladores pretenden que ese grupo sea revisado por la Secretaría de Seguridad Pública de esa entidad,  debido a que la ley no autoriza que los ciudadanos cuenten con armas de fuego.
          Los plagiarios detenidos son Obed Alberto Flores, Jesús Manuel Ortega y Arturo Lozoya.
           Ayer, cientos de habitantes de Ascensión lincharon a dos de seis secuestradores que fueron sorprendidos por la comunidad tratando de llevarse a una joven del sector.
           Esos dos plagiarios fallecieron debido a las lesiones.
           Lorenzo Camarillo Rentaría, alcalde de Ascensión, dijo hoy que el cese de todos los elementos de su cuerpo policiaco se debió a una petición de los habitantes de la localidad, argumentando pérdida de confianza y una deficiente labor en materia de seguridad.
           Señaló que solicitó a los 12 agentes preventivos que entregaran sus armas y sus identificaciones que los acreditan como oficiales, después de una reunión con la comunidad.
            Dijo que, ante una comisión de ciudadanos, los agentes fueron llegando en grupo a las instalaciones de la presidencia municipal para dejar sus credenciales y posteriormente entregar sus armas en la Comandancia de Seguridad Pública Municipal.
           Añadió que el argumento de los pobladores para pedir la baja de los policías es que no han cumplido a cabalidad con su trabajo, dejando a esa región en manos de homicidas y asaltantes.
            Esta es la primera vez que los habitantes del poblado de Ascensión, ubicado a 170 kilómetros de Ciudad Juárez, hacen justicia por su propia mano.