Aparece muerto Zeta vinculado a fallido atentado en Cancún

jueves, 23 de septiembre de 2010

MEXICO, D.F., 23 de septiembre (apro).- La procuraduría general de Justicia de Quintana Roo (PGJQR) confirmó hoy la muerte en su celda de la prisión estatal de uno de los cinco Zetas que presuntamente preparaban un atentado con granadas durante la ceremonia del Grito en Cancún.
Francisco Alor Quezada, titular de esa dependencia, detalló que la víctima respondía al nombre de Javier Alejandro Faz Domínguez, de 24 años de edad, y que era originario de El Paso, Texas.
Según la versión que las autoridades del penal le dieron, Faz Domínguez se ahorcó en su celda, la número 51.
 La víctima tenía antecedentes penales en Estados Unidos y fue contratado por Carlos Barragán Figueroa, El Paletas, para planear un ataque con granadas la noche del pasado 15 de septiembre, con el fin de generar una confusión y distraer a la policía, mientras otro grupo liberaba a internos de esa prisión.
            Alor Quezada dijo que Faz Domínguez confesó ser miembro de Los Zetas.  Antes fue integrante de la pandilla de Los Mexicles, que opera entre Ciudad Juárez y El Paso, de acuerdo con la investigación tras el frustrado ataque a las fiestas del Bicentenario en Cancún.
            La madrugada del pasado 15 de septiembre, Faz Domínguez fue detenido con otros cuatro miembros de ese grupo cuando agentes judiciales detectaron que viajaban en una camioneta Durango, color blanco, utilizada la semana anterior durante la ejecución de un inspector municipal. Al revisarlos, los agentes encontraron que portaban fusiles AR-15 y granadas de fragmentación.
            Además de Faz Domínguez fueron detenidos José Felipe García Ramírez, Mario Alberto Melchor Zavala, Rubén Leando León, Tomás Ramírez Cruz y la adolescente Brenda Uc Cabrera, de 15 años de edad, quienes fueron llevados a los separos de la PGJE.
          Durante las investigaciones, los detenidos confesaron que fueron enviados para hacer estallar granadas y atacar a balazos a la gente reunida en la plaza de la Reforma la noche del Grito, para distraer a la policía de un ataque que otro grupo realizaría a la cárcel local para rescatar a sus compañeros presos.
             Carlos Barragán Figueroa, El Paletas, quién los contrató, es señalado como responsable de otro ataque con bombas “Molotov” al centro nocturno “Castillo del Mar”, en el que murieron ocho empleados del lugar, cuyo propietario se negó a pagar cuotas “de protección” a los miembros de Los Zetas encabezados por Barragán.
          El cuerpo del presunto suicida fue enviado al Servicio Médico Forense para someterlo a la necropsia de rigor.

Comentarios