Investiga Cancillería caso de vicecónsul hondureño en Veracruz

jueves, 23 de septiembre de 2010

MÉXICO, D.F., 23 de septiembre (apro).- La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) confirmó este jueves que autoridades federales y del estado de Veracruz investigan el presunto secuestro temporal del vicecónsul de Honduras, Joel Aguilar, ocurrido el pasado domingo 19.
    En un comunicado, la Cancillería precisó que el gobierno de México mantendrá debidamente informado a su homólogo de Honduras en torno de la investigación para determinar si existió abuso de autoridad por parte de policías veracruzanos.
“El incidente, en el que participaron policías intermunicipales de Veracruz-Boca del Río, está siendo investigado para determinar si existió abuso de autoridad al momento de encontrar a un nacional hondureño, presuntamente en violación de ordenamientos municipales”, señaló la dependencia.
El pasado lunes 20, la Cancillería de Honduras denunció en un comunicado el secuestro temporal del vicecónsul y de un empleado de su consulado en Veracruz, y pidió al gobierno de Felipe Calderón dar seguridad a los diplomáticos hondureños.
Un día después, el gobierno veracruzano rechazó que el vicecónsul centroamericano hubiera sido secuestrado o privado de su libertad, y aseguró que sólo fue detenido para una revisión policial tras salir de una fiesta.
Según información difundida por la agencia EFE, el procurador general de Justicia de Veracruz, Salvador Mikel Rivera, dijo que el diplomático, quien había ingerido bebidas alcohólicas, fue detenido por miembros de la Policía para realizarle una revisión de rutina, pero se negó a aceptar el mandato de la autoridad.
"El señor había salido de una celebración, se tomó unas copas y lo detuvo la Policía para una revisión", aclaró el fiscal del estado, quien detalló que después del "incidente" el diplomático se refugió en instalaciones del Instituto Nacional de Migración (INM).
Tras el incidente, la Cancillería hondureña decidió cerrar de manera temporal su consulado en el puerto de Veracruz, pero luego de que autoridades mexicanas le dieron garantías de mayor seguridad, ayer reabrió sus oficinas.
“El gobierno de Honduras ha recibido garantías de seguridad para nuestra misión consular en Veracruz, en términos de la protección requerida para nuestros funcionarios acreditados en el exterior”, precisó un boletín emitido por la cancillería hondureña.
    Ayer, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) anunció la apertura de un "expediente de queja para investigar" el presunto secuestro del vicecónsul de Honduras y de un empleado del consulado.
En un comunicado, la CNDH señaló que de acuerdo con la información recabada, "presuntamente fueron agredidos dos funcionarios y un empleado de la representación diplomática hondureña que se encuentra en Veracruz".
Asimismo, señaló que desde que trascendió el caso "entabló comunicación telefónica con el representante consular y ha acompañado a quienes se sienten agraviados".
De acuerdo con el organismo, su personal obtuvo los testimonios de los tres hondureños que señalaron "que sufrieron agresiones verbales y físicas, robo y privación de la libertad", y solicitó medidas cautelares al gobierno federal “para garantizar su seguridad, ya que han manifestado que temen por su integridad física".

Comentarios