En la cima del reino de la droga

sábado, 25 de septiembre de 2010

Esta es la crónica de una visita a Topia, Canelas y Tamazula, municipios duranguenses del “triángulo dorado” del narcotráfico -en las inaccesibles cumbres de la Sierra Madre Occidental- origen de la familia Coronel Villarreal y dominios absolutos de Joaquín El Chapo Guzmán. Sus habitantes, que desde niños se dedican a la siembre de mariguana, consideran que la zona es “muy segura”, a pesar de que alrededor de ellos intensifican sus actividades los cárteles rivales, y algunas veces hasta se aventuran los militares.

CANELAS, DGO., 25 DE SEPTIEMBRE (Proceso).- “Mire, la semillita de la mota se siembra de aquí a aquí –explica Miguel, trazando con el pie unas marcas en la tierra con intervalos de 20 centímetros–; cuando está lista la cortamos y la colgamos pa’ que seque. Después tiramos una lona en el piso, allí echamos la mata y la limpiamos, le quitamos los palitos y las hojitas secas, que no sirven. Dejamos el moño y lo empacamos en costales pa’ venderla. A mí me pagan cien pesos por día”.

Miguel tiene ocho años.

Se explica atropelladamente. Su gran dominio del tema lo hace hablar tan rápido que Juan, su compañero de juegos, sólo un año mayor, tiene que completarle las frases. Los dos aprendieron el oficio sin darse cuenta. La madre, la hermana y los hermanos limpiaban la planta en “la lona” donde ellos gateaban.

Así se empieza a crecer en este pueblo, donde algunas casas ostentan como adorno macetas con amapolas y la mariguana se cultiva en los traspatios. Es parte del “triángulo dorado” del narcotráfico (parte de Chihuahua, Durango y Sinaloa) y tierra natal de Nacho Coronel Villarreal, quien era considerado el tercero en la línea de mando del cártel de Sinaloa y fue ultimado por militares el pasado 31 de julio en el fraccionamiento Colinas de San Javier, en el municipio jalisciense de Zapopan.

Tres años antes, en julio de 2007, Canelas fue el escenario de la boda de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, con Emma Coronel Aispuro, quien el 6 de enero anterior había sido agasajada por el capo con un gran baile en su honor que reunió a todo el pueblo. Gracias a su apoyo, un mes después ella fue coronada como Emma I, reina de la Feria Regional del Café y la Guayaba, (Proceso 1762).

Llegar a estas tierras desde la capital del estado implica un viaje de hasta de 12 horas por terracería y brechas sólo transitables en camionetas pick up, de preferencia cuatro por cuatro y de modelo reciente.

Pero aun si se dispone de un vehículo así, hay un obstáculo mayor: Santiago Papasquiaro –paso necesario si se va de la ciudad de Durango a Topia, municipio colindante de Canelas– está en poder de un grupo de presuntos zetas que mantiene aterrorizada a la población, pese a que los empresarios ya le han solicitado al gobernador que intervenga para detener los asesinatos, secuestros, extorsiones, asaltos y robos.

Extracto del reportaje que se publica en la edición 1769 de la revista Proceso, ya en circulación.

Comentarios