Acusan a agentes de Migración de violar derechos de ciudadano cubano

martes, 28 de septiembre de 2010

MEXICO, D.F., 28 de septiembre (apro).- Organizaciones de derechos humanos acusaron hoy a agentes del Instituto Nacional de Migración  (INM) comisionados en Chiapas, de violar presuntamente los derechos de un ciudadano cubano que pretende obtener la condición de refugiado político.
    En un comunicado conjunto, los centros de derechos humanos Fray Matías de Córdova  (CDHFMC) y Fray Bartolomé de las Casas (Centro Frayba), el Instituto para la Seguridad y la Democracia (Incide) y 69 organizaciones de la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos”, denunciaron que el INM violentó un  proceso legal en favor de Regino Guerra Urquía, inmigrante cubano que ganó un amparo contra su expulsión, y que se encontraba en la Estación Migratoria Siglo XXI en Tapachula, Chiapas.
    Guerra Urquía, asesorado legalmente por el CDHFMC, logró que un juez sobreseyera actos de la autoridad el pasado 2 de septiembre, situación que le permitiría permanecer en México y continuar tramitando su solicitud de asilo.
    Sin embargo, se indica en el documento de las organizaciones civiles, el 22 de septiembre Guerra Urquiza comunicó a sus abogados que estaba en el aeropuerto de Tapachula y que sería enviado a la ciudad de México para repatriarlo.
    La orden de repatriación, se indica, la habría dador el subdirector del área del Departamento de Control y Verificación Migratoria del INM, Arturo Ortiz Prieto.
    De acuerdo con el CDHFMC, a la siete de la noche del 22 de septiembre abogados de la organización se trasladaron a la Estación Migratoria Siglo XXI y les notificaron que Guerra Urquiza no se encontraba ya en ese lugar.
    Fue hasta el 24 de septiembre cuando el inmigrante cubano se pudo comunicar con sus abogados e informar que se encontraba en San Cristóbal de las Casas. Vía telefónica, les contó que personal del INM en Tapachula lo negaron cuando los integrantes del CDHFMC estaban en la Estación Migratoria Siglo XXI, pues él se encontraba en ese lugar, de donde fue sacado una hora después.
    Narró que funcionarios del INM lo mantuvieron encerrado en una camioneta  durante varias horas; que se burlaban de él cuando exigía la presencia de sus abogados, y que no le dijeron a dónde lo trasladaban sino hasta el 23 de septiembre.
    El CDHFMC solicitó el apoyo del Centro Frayba para documentar que, “además de darse violaciones al debido proceso, al acceso a la justicia y a un recurso efectivo, al señor Regino Guerra se le violentó el derecho a la comunicación, a contar con un abogado y a la seguridad tanto física como psicológica, debido a las burlas”.
    Las organizaciones de derechos humanos consideraron que al trasladar al inmigrante cubano “el INM cometió una violación a la suspensión de oficio contra cualquier acto tendiente a materializar la deportación”.
    Por los hechos, el CDHFMC presentó una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) el pasado 24 de septiembre.
    Por último, las organizaciones civiles exigen respeto a los procesos legales a favor de Regino Guerra; que la CNDH emita una recomendación al respecto, y  que se sancione a los funcionarios del INM que violaron los derechos del inmigrante, además de que responsabilizan a esa institución de cualquier represalia en contra del cubano y sus abogados.

Comentarios