Agreden a huevazos al senador Monreal

miércoles, 29 de septiembre de 2010

VILLAHERMOSA, Tab., 29 de septiembre (apro).- Un grupo de mujeres, presuntamente simpatizantes del PRI, agredió a huevazos al senador del Partido del Trabajo, Ricardo Monreal.
Según las mujeres, Monreal venía a hacer reclamos al gobernador Andrés Granier Melo, y no querían que un zacatecano “se entrometiera” en asuntos de Tabasco.
Los hechos ocurrieron alrededor de las 9:30 horas, cuando Monreal ingresó a la residencia Quinta Grijalva, donde despacha el gobernador, para entregar una demanda penal contra la Comisión Federal de Electricidad (CFE), a la que responsabiliza de las inundaciones que cada año sufre Tabasco, con pérdidas patrimoniales multimillonarias.
Las mujeres esperaban al senador a bordo de una camioneta, y cuando apenas ingresaba a la casa de Gobierno le lanzaron una lluvia de huevos a través de las rejas.
En breve entrevista, las desconocidas expresaron que con esa acción querían hacer evidente su defensa al mandatario estatal y que no permitirían que un zacatecano se inmiscuyera en asuntos de Tabasco.
Previamente, el senador petista ofreció una entrevista de radio, en la que acusó al gobierno estatal de ser “cómplice” de la CFE y de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), por no exigir que las presas dejen de inundar Tabasco cada año y por no reparar los daños a miles de damnificados.
  Posteriormente, Monreal se entrevistó en la Quinta Grijalva con el secretario de Gobierno, Humberto Mayans, luego de lo cual ambos ofrecieron una conferencia de prensa.
El senador dijo que durante la entrevista pidió al gobierno del estado que se sume y suscriba una demanda penal que elaboró en contra de la CFE y Conagua sobre el mal manejo de las presas del Alto Grijalva, y que se paguen los daños a más de 150 mil personas que resultaron damnificadas en la cuarta inundación consecutiva en la entidad.
Asimismo, aseguró que pidió a Granier Melo que no se vuelva “cómplice” del gobierno federal y defienda con vigor al pueblo de Tabasco.
Sobre la agresión en su contra, la calificó de “bárbara”, y responsabilizó del hecho al gobierno estatal, luego de lo cual rechazó que su vista a Tabasco haya sido en plan “provocador”, supuestamente instigado por el senador perredista Arturo Núñez.
En su turno, el secretario de Gobierno, Humberto Mayans, expuso que el senador Monreal hizo tres planteamientos al gobierno del estado, entre ellos la posibilidad de suscribir una demanda penal que elaboró  contra la CFE y Conagua por el mal manejo de las presas del Alto Grijalva, que cada año inunda Tabasco. La demanda, dijo, será analizada y “en breve” se dará respuesta a Monreal.
 Otros de los planteamientos, agregó, va en el sentido de que el gobierno estatal y el Congreso local se sumen a una investigación para conocer aspectos técnicos del manejo de las presas, y si hay responsables presentar denuncias adicionales.
Además, que el Congreso del estado, en conjunto con el Congreso  federal, trabajen para rediseñar el Plan Hídrico Integral de Tabasco (PHIT), a fin de evitar nuevas inundaciones.
En cuanto a las indemnizaciones para damnificados, el secretario de Gobierno resaltó que Granier Melo y el gobierno de Felipe Calderón han estado trabajando “en defensa de la vida y el patrimonio de los tabasqueños”, mediante grupos técnicos creados a partir de la declaratoria de desastre natural en 12 de los 17 municipios de la entidad.
“La prueba está en que desde 2007 a la fecha no ha habido una sola muerte en Tabasco por las inundaciones, contrario a lo que sucede en otros estados”, señaló.
Y afirmó que ya se evalúan los daños para indemnizar a los afectados, de acuerdo con el procedimiento que marca el Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden).
Finalmente, Mayans Canabal rechazó las acusaciones del senador Monreal, en el sentido de que el gobierno del estado organizó la agresión en su contra, luego de lo cual ofreció investigar el hecho.