Evacuan a 150 mil veracruzanos por crecidas de ríos

miércoles, 29 de septiembre de 2010

MEXICO, DF, 29 de septiembre (apro).- Frente al desbordamiento de siete ríos en el sur de Veracruz, las autoridades de Protección Civil decretaron evacuar a unos 150 mil habitantes de comunidades rurales y colonias de 28 municipios asentados en las partes bajas de Coatzacoalcos y Papaloapan.
    La medida fue tomada ante la recomendación emitida por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), informó el gobernador Fidel Herrera, quien calificó la acción como “la evacuación más grande de la historia de Veracruz”.
    En conferencia de prensa en Boca del Río, Herrera Beltrán informó que nuevamente se está realizando una gran evacuación de pobladores que habitan en zonas de riesgo.
Esta sería la segunda evacuación que se aplica en lo que va de septiembre en la región de Tlacotalpan, donde sus habitantes apenas se están reponiendo de los daños provocados por el huracán Alex, que azotó al sur de la entidad a inicios de este mes.
Herrera Beltrán explicó que hasta el momento hay 94 municipios afectados en el sur de la entidad, donde se ha evacuado, de manera ordenada y controlada, a unas 150 mil personas de mil 200 comunidades, “lo que representa la operación de evacuación más grande de la historia de Veracruz”.
Para ello, dijo, se han activado 400 albergues, sin embargo, precisó que no todos los pobladores que se han movilizado de esas comunidades llegan a los refugios temporales, ya que muchos han acudido al apoyo de familiares o amigos.
Luego señaló que la evacuación se inició en todas las comunidades y márgenes de los ríos Obispo, San Juan, Tesechoacan, Agua Dulce, Coatzacoalcos, Tonalá y en algunas partes de los afluentes que atraviesan por la región de Los Tuxtlas.
La acción, aclaró, fue tomada luego de la recomendación emitida por Conagua, la cual alertó sobre el desbordamiento de ríos en las partes bajas de la cuenca del Papaloapan, debido al escurrimiento de agua de las montañas de Oaxaca y por el desfogue de las presas Temazcal y Cerro de Oro, que registran altos volúmenes de agua.
Advirtió que los niveles de agua en la cuenca del Papaloapan están ascendiendo y debido a ello los arrastres de los ríos no controlados por las presas han sido desmedidos, como es el caso del Tesechoacan, Obispo y San Juan.
Frente a esta nueva emergencia, informó que la zona de Tlacotalpan registra nuevas inundaciones en la parte centro por el desbordamiento del río Blanco, lo mismo ocurre en los municipios de Otatitlán, Chacaltianguis, Tuxtilla, Tlacojalpan y congregaciones como Paraíso Novillero, entre otras.
Por otra parte, informó que Seguros Inbursa, contratado por el gobierno estatal, inició este martes el pago de seguros por 16 mil pesos a unos 100 mil veracruzanos para que puedan reponer enseres domésticos que perdieron durante las últimas emergencias naturales.
En la misma reunión, la delegada del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Patricia Castillo, aseguró que la institución protegerá todas las zonas históricas y arqueológicas afectadas por los huracanes Alex y Karl, a través de los seguros contratados por el gobierno federal.
En estos momentos, dijo, se continúa realizando la evaluación de daños en edificios históricos de Tlacotalpan, declarado por la UNESCO hace doce años como patrimonio de la humanidad; ahí “se rehabilitaran al menos diez edificios emblemáticos y otros inmuebles dañados”.
En tanto, el director general del Fondo Nacional de Desastres Naturales, Rubén Hofigler Topete, aseguró que el presupuesto del Fonden ya fue superado por anteriores contingencias, ya que al momento se han ejercido 12 mil 200 millones de pesos, cuando el “techo financiero” de este año es de 9 mil millones de pesos.
Los recursos ejercidos hasta hoy, señaló, no prevén las afectaciones que en estos momentos encaran entidades como Chiapas, Oaxaca, Tabasco y Veracruz, sin embargo, refirió que en este último caso “no hay tope de recursos debido a la magnitud del problema”.
Destacó que para Veracruz se han autorizado cerca de 100 millones de pesos que serán entregados en parcialidades para infraestructura hidráulica y carreteras que resultaron dañadas por el paso del huracán Karl, cantidad que ya fue autorizada y está en proceso de ejecución.

Comentarios