Vázquez Mota niega que presupuesto lastime a gobiernos priistas

miércoles, 29 de septiembre de 2010

MEXICO, D.F., 29 de septiembre (apro).- Al dar a conocer los cambios que propondrá el PAN al Presupuesto de Egresos para 2011, la coordinadora de la fracción panista, Josefina Vázquez Mota, rechazó que se trate de amarrar las manos a los gobernadores priistas y, mucho menos, con miras a las elecciones del próximo año en el estado de México o las presidenciales de 2012.
    “Quiero señalar de manera contundente que no se trata de amarrarle las manos a cualquier personal en el ejercicio de gobierno y de poder en un ejercicio de gasto que hoy es urgente sea mucho más responsable y mejor invertido. Se trata, por lo tanto, de fortalecer la transparencia y rendición de cuenta”, dijo.
    Y agregó: “México ya no aguanta más un ejercicio de gasto discrecional sin los contrapesos suficientes, sin la rendición de cuentas o con espacios que han permitido que en múltiples ocasiones el destino de los impuestos que pagan los mexicanos no vayan justamente a la promoción del crecimiento o a la colaboración para cerrar las brechas de desigualdad… Todos los gobiernos, independientemente de sus siglas partidistas, deben rendir cuentas”.
    Por otro lado, Julio Castellanos, también legislador panista, dijo que por el momento “no existe negociación alguna con el PRI en materia del IVA. Queremos reiterar el rechazo y profunda preocupación ante la propuesta de bajar el IVA, debido a que nos llevaría irremediablemente a la contratación de mayor deuda y a la antesala de una crisis económica como las que ha enfrentado el país”.
    A su vez, Vázquez Mota sostuvo que, “en este momento, bajo ninguna circunstancia se puede vulnerar la estabilidad de la economía o atentar contra ella. Ese es el argumento más poderoso que tiene la bancada (para rechazar la disminución del IVA”.
    Consideró que en la negociación del Presupuesto y la Ley de Ingresos, “no podemos ser rehenes de procesos electorales y de propuestas que, siendo importantes, son parciales, y seguir condenando al país a la opacidad o la falta de rendición de cuentas y de transparencia, lo que sería peor, a la impunidad”.
    Dijo que ayer platicó con los secretarios de Finanzas de los gobiernos estatales, con priistas, panistas y perredistas, y “a todos les preocupa que se vaya a tomar la decisión de disminuir el IVA, como ha propuesto el PRI..
    Añadió que esta decisión no debe ser manejada con carácter partidista. “El PRI deberá tomar la decisión de qué hacer con esta propuesta. En todo caso, es claro que hoy las voces que rechazan esta propuesta son cada vez mayores y son salidas incluso de las filas de este partido. Pareciera que no hay una acuerdo entre todos ellos ante esta propuesta”.
    En su análisis del paquete económico, el PAN propone: no se incrementen plazas salvo casos de fuerza mayor, caso fortuito o por mandato de ley; que no  se aplique aumento de sueldos o prestaciones para los servidores públicos de confianza.
           Dijo que no procederá la adquisición o arrendamiento de nuevas oficinas administrativas.
    Además, sugirió se implemente un plan de reorganización de los espacios al interior de los inmuebles; con el fin de limitar las remodelaciones estéticas o no productivas; se establezca la obligación de informar trimestrales los ahorros obtenidos y que se realicen las gestiones necesarias para otorgar recursos para los planes o programas de eficiencia energética.
           En materia de comunicación social, el PAN propone ampliar la restricción establecida al Ejecutivo Federal, en el sentido de que los poderes y órganos autónomos mencionados, no puedan incrementar los presupuestos en esta materia, salvo por medidas contingentes o de fuerza mayor, debidamente justificadas y comprobadas.
    Además, propone evaluar el uso de los recursos de los poderes Legislativo y Judicial, así como de los órganos autónomos e instituciones de educación media superior y superior. Igualmente, pide una fiscalización y vigilancia de aportaciones a entidades federativas y municipios; una distribución equitativa de las aportaciones federales; el fortalecimiento de la transparencia y rendición de cuentas en las entidades federativas, y transparencia en los padrones de beneficiarios de los programas sujetos a reglas de operación.

Comentarios